Jornada de posiciones a favor y en contra de la minería metálica vivió Cuenca

La ministra Rebeca Illescas (I) toma nota de las intervenciones de los representantes comunitarios, acompañada del gobernador Xavier Enderica y la subsecretaria de Minas, Rocío Juca.

La ministra Rebeca Illescas (I) toma nota de las intervenciones de los representantes comunitarios, acompañada del gobernador Xavier Enderica y la subsecretaria de Minas, Rocío Juca.

Mientras en la Glorieta del Parque Calderón los grupos radicales contra la minería metálica desarrollaban una protesta de barricada considerando que “no hay minería responsable”, en los salones de la Gobernación del Azuay, la ministra de Minería, Rebeca Illescas, el Gobernador Xavier Enderica, la subsecretaria de Minas, Rocío Juca, otras autoridades y asesores gubernamentales se reunían, por separado, con los sectores que apoyan y se oponen a esta actividad económica.

Así transcurrió una jornada tensa este martes 15 de mayo, unos rechazando,  otros apoyando la actividad extractiva que el fin de semana anterior se constituyó en un fuerte elemento mediático a raíz de las acciones de violencia generadas contra el campamento Río Blanco, con el incendio de dormitorios, una retroexcavadora, un volquete, una moto y la detención  hasta el momento de 7 personas.

Los representantes de las comunidades Río Blanco, Migüir, Cochapamba, Llin Alto, Llano Largo, que se reunieron con la ministra Rebeca Illescas coincidieron en rachazar la violencia desatada por quienes consideraron “gente ajena a nuestras comunidades” y que tienen “intereses personales y políticos.

Andrea Ochoa, de Río Blanco, rechazó las amenazas de los opositores por el solo hecho de no salir a protestar con ellos.

¿Cuándo los opositores pusieron un centavo para arreglar y mejorar la carretera que hoy nos conduce fácilmente a la comunidad”. Gracias al proyecto minero tenemos electricidad, vías de acceso, mejores escuelas, se facilita el turismo, dijo.

Lino Criollo, Chaucha, de Llin Alto llamó a las autoridades a poner un alto a la violencia. Muchas familias queremos vivir en desarrollo, que se nos abra vías carrozables como lo está haciendo la empresa minera, expresó.

Manuel Muevecela, de Cochapamba, sostuvo que con el proyecto mucha gente nos estamos capacitando en el tema minero y ambiental para saber trabajar con conciencia. “No podemos apoyar la minería artesanal e ilegal que sí destruye la naturaleza por la falta de controles y técnica”.

La ministra Rebeca Illescas explicó que el Gobierno Nacional impulsa la actividad minera en pos del desarrollo económico y social del país, en el marco de las disposiciones constitucionales y legales.

No tenemos ni un solo informe en el sentido de que se haya contaminado el ambiente en el proceso de exploración de los proyectos, Río Blanco y Loma Larga (Quimsacocha). “Creo que hay una información tergiversada, quizás una mala información, una desinformación”, puntualizó.

Informó que personalmente estuvo en Río Blanco, con delegados de organizaciones sociales, ambientales, el Gobernador, y observó que no hay motivos para una oposición virulenta, de todos modos, como no estamos para defender a una la empresa, un proyecto particular, sino los intereses del Estado, si es que hay un solo estudio que verifica que hay contaminación tomaremos los correctivos necesarios, enfatizó.

Agregó que el Gobierno respeta las posiciones opuestas, “hay que vivir con los desacuerdos”, sin embargo hay que aprender a conversar en un marco de respeto, rechazando cualquier forma de violencia, cualquier actitud que subestime a las familias que también tienen derecho a trabajar.

Los ecuatorianos somos una sociedad de paz que sí podemos llegar a acuerdos que eviten una minería ilegal como en el norte de Argentina donde en menos de tres meses cerca de 5.000 mineros arrasaron una montaña, devastando el ambiente, alertó.

Integrantes de organizaciones opuestas a la minería mantuvieron una larga jornada de protesta.

De su parte, las organizaciones Natura Insurrecta-Azuay, Mujeres Defensoras de la Pachamama y Bloque Proletario ratificaron que “continuarán su oposición total a la megaminería imperialista en Ecuador, y al imperialismo chino en particular, como parte de los procesos de resistencia que se han levantado desde hace más dos décadas”.

Sé el primero en comentar en «Jornada de posiciones a favor y en contra de la minería metálica vivió Cuenca»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*