Javier Ortega, Paúl Rivas y Efraín Segarra, ¡Juntos para siempre!

Familiares de los periodistas asesinados exteriorizan su dolor. (foto tomada de la agencia Andes)

Familiares de los periodistas asesinados exteriorizan su dolor. (foto tomada de la agencia Andes)

Marcados por la consternación, familiares, amigos, compañeros de trabajo y colegas de los medios de comunicación se dieron cita este miércoles 27 de junio en el aeropuerto Mariscal Sucre, de Quito,  para recibir los cuerpos de Javier Ortega, Paúl Rivas y Efraín Segarra, del equipo de prensa de diario El Comercio, secuestrados y asesinados por el grupo delictivo colombiano, Frente Óliver Sinisterra, liderado por Walter Patricio Arizala, alias “Guacho”.

Los féretros llegaron a las 10:00 a bordo de un avión de la Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE), acompañados por sus familiares. Un arco de agua impulsada por motobombas saludó el paso de la nave, ante la presencia del ministro del Interior, Mauro Toscanini, y el canciller  José Valencia.

Miembros de la Policía Nacional extrajeron los féretros cubiertos con la bandera de Ecuador y entre fotografías y flores blancas los trasladaron en hombros para colocarlos en carrozas que encabezaron una larga caravana motorizada hasta la sala de velaciones El Memorial. El saludo de los presentes desbordó en emotividad.

“En la lucha nadie se cansa” expresó en forma pausada Galo Ortega, padre de Javier, citado por el diario público El Telégrafo, para recordar a las autoridades que con el entierro las cosas no terminan. Los deudos esperan que las autoridades de Ecuador y Colombia continúen.

“Hay que acudir a todos los niveles de justicia. Y llegar a la sanción de cómplices, autores materiales, intelectuales y a todas aquellas acciones o inacciones del Estado”, expresó Yadira Aguagallo, pareja de Paúl Rivas.

“Que este hecho solo permita que la muerte de nuestros tres familiares no quede en la impunidad”, reclamó Cristian, hijo de Efraín Segarra.

Mencionado por diario El Comercio, Ricardo Rivas, hermano de Paúl, comprometió a los medios a seguir con la cobertura, a no desmayar y a presionar hasta transparentar la verdad.

Los comunicadores fueron trasladados a las instalaciones de diario El Comercio, en San Bartolo (sur de Quito), en un ambiente íntimo.

Este jueves 28 de junio a las 09:00, en medio de una calle de honor, el cortejo se dirigió a la Iglesia La Dolorosa, en la avenida Mariana de Jesús y América, norte de Quito.

Mañana a las 10:00  se oficiará una misa de cuerpo presente en la Iglesia La Dolorosa, después los restos mortales se trasladarán hacia el cementerio Memorial Necrópoli donde compartirán un mismo nicho. ¡Juntos para siempre!

Sé el primero en comentar en «Javier Ortega, Paúl Rivas y Efraín Segarra, ¡Juntos para siempre!»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*