Investigaciones judiciales en Ecuador llevarían a expresidente Rafael Correa a pedir asilo en Bélgica

El perito argentino Roberto Meza se dirige a los representantes de los medios de comunicación, en Quito.

El perito argentino Roberto Meza se dirige a los representantes de los medios de comunicación, en Quito.

Diferentes giros tuvieron este martes 19 de junio las investigaciones sobre el presunto secuestro del exasambleista por Sociedad Patriótica, Fernando Balda, en Colombia; y el asesinato del general del ejército Jorge Gabela, mientras desde España, el expresidente Rafael Correa, a quien se le relaciona con estos hechos, anunció la posibilidad de pedir asilo político en Bélgica.

De acuerdo a la publicación de diario El Comercio, Stalin Oviedo, abogado del extitular de la Secretaría Nacional de Inteligencia, Pablo Romero, dijo que sí existió un seguimiento al exlegislador Fernando Balda, pero descartó que el motivo sea por un secuestro.

El abogado incluso relacionó los seguimientos a Balda con la situación jurídica que entonces atravesaba el exasambleísta. “Tenía una sentencia ejecutoriada que debía cumplir”, sostuvo.

En el 2012, cuando se dió el presunto secuestro de Balda en Bogotá, Colombia, el político había sido condenado a un año de cárcel por calumnias en contra del expresidente Rafael Correa, ahora procesado por asociación ilícita y secuestro.

Romero debía rendir hoy su versión de los hechos ante la Fiscalía pero su abogado pidió el diferimiento y que ésta se recepte en el Consulado de Ecuador en Madrid.

“Está defensa ha aconsejado (a Romero) que no venga al país, porque se le avizora nuevos procesos de peculado, no hay garantías”, informó Oviedo, al calificar  de “tinte político” al proceso judicial del secuestro, publicó El Comercio.

Romero fue detenido el último fin de seman, pero un juez de Madrid ordenó su libertad a cambio de que se presente diariamente. La justicia española retuvo el pasaporte del exfuncionario mientras se resuelve su juicio de extradición.

Asesinato del general Gabela

En torno al asesinato del general Gabela, el perito Roberto Meza señaló que el crimen de Gabela no fue de la delincuencia común sino que en el caso están involucrados altos oficiales de la Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE), de acuerdo al diario público El Telégrafo y la agencia pública Andes.

Mesa confirmó que el tercer informe entregado por las autoridades de Ecuador a la Fiscalía General del Estado (FGE) sobre la muerte del general Gabela desapareció.

Según el perito argentino existieron tres informes producto de esa investigación que inició el 11 de diciembre de 2012, en el que se explicaba cuáles eran los pasos para la investigación. El segundo producto fue entregado el 15 de mayo de 2013 y en él se establecía que “la causa o motivo del crimen no había sido delincuencia común”. Y por ese motivo se pasó a un tercer informe en el que se fundamentaba “cuáles fueron los móviles y los autores intelectuales de este caso”.

“Eso se hizo, se entregó y eso es lo que hoy ha desaparecido. No consta en ningún lado ese informe final. Todas las copias e inclusive un informe final que reposa hoy en la Fiscalía, que fue entregado por el Ministerio de Justicia no es de mi autoría, no tiene mi firma, no tiene mi sumilla”, dijo Meza a los medios.

El perito argentino, quien hoy rindió su versión libre y voluntaria en la FGE, explicó que el 8 de julio de 2013 entregó al exministro de Justicia, Lenín Lara, el tercer producto del informe sobre el asesinato del general Gabela.

Sin embargo, en la FGE solo reposan 95 de las 135 hojas de este informe, las cuales no cuentan con el sello ni la firma de Meza, por lo que se presume que fueron alterados. Afirmó que el hecho de que hayan desaparecido hojas del informe significa “un manoseo a la familia”.

Gabela murió en 2010 de forma violenta, en su domicilio, en un aparente intento de robo. Recientemente, el presidente de la República, Lenín Moreno, ordenó desclasificar información sobre este caso.

El general fue uno de los que denunció irregularidades en la compra de siete helicópteros Dhruv para la Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE), de los cuales al menos tres sufrieron accidentes.

Patricia Ochoa, viuda de Gabela, expresó que la declaración de Meza permitió aclarar las hipótesis que tenía sobre el asesinato de su esposo.

“Atrás del asesinato de mi esposo hubo generales de las Fuerzas Armadas, fue un crimen organizado y el móvil del crimen fue las denuncias de los helicópteros Dhruv”, dijo a los medios de comunicación.

Correa pediría asilo

De su parte, el expresidente de Ecuador, Rafael Correa, actualmente residenciado en Bélgica, denunció este martes que la Justicia ecuatoriana le impuso una “condición imposible de cumplir”, respecto a la medida cautelar para que se presente cada 15 días, a partir del 2 de julio de este año, ante el tribunal ecuatoriano, por el caso Balda.

“Me quieren preso o fuera del país, pero inmovilizado. Lo lograrán, de forma temporal, pero todo es cuestión de tiempo. Al final venceremos”, aseveró el exmandatario ecuatoriano, citado por Telesur.

Tras una conferencia en Madrid, donde analizó la situación actual de América Latina, Correa sostuvo que la Justicia ecuatoriana usará el incumplimiento de la medida cautelar para dictar la prisión preventiva en su contra.

“Si tengo prisión preventiva en Ecuador, voy preso, entonces tengo que pensar si voy, si pido asilo, ver qué hacer”, expresó el expresidente.

Este lunes la jueza Daniella Camacho acogió la medida cautelar contra Correa, por la supuesta vinculación del exmandatario en el secuestro del exasambleísta Fernando Balda en 2012, en Colombia.

El fiscal general ecuatoriano presentó supuestas pruebas de la participación de Correa en el secuestro, como cartas de altos mandos dirigidas al expresidente y dos depósitos de pago. Sin embargo, el exmandatario afirmó que los documentos son falsos.

 

Sé el primero en comentar en «Investigaciones judiciales en Ecuador llevarían a expresidente Rafael Correa a pedir asilo en Bélgica»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*