Instituto Superior Tecnológico de la Economía Popular y Solidaria cumple un año de enseñanza

Momento de la apertura de la bilblioteca institucional.

Con una muestra de emprendimientos productivos cooperativos, la apertura oficial de una cafetería y la inauguración de su biblioteca, el Instituto Superior Tecnológico de la Economía Popular y Solidaria (ISTEPS), entidad integrante de la Cooperativa de Ahorro y Crédito Jardín Azuayo, cumplió este jueves 23 de septiembre su primer año de actividades académicas.

La muestra de emprendimientos se mantiene hoy en el local del instituto ubicado en la avenida Loja 3-71 y Alfonso Borrero. Durante este día se cumple la ruta turística de la Economía Popular y Solidaria y a inicios de la noche se cierra la conmemoración con una jornada artística.

Jardín Azuayo se creó en 1993 para dar respuestas concretas a la reconstrucción de las comunidades afectadas por el desastre de La Josefina. 123 personas iniciaron el camino y ahora, 25 años después, ese número supera los 500.000 convirtiendo al proyecto en la segunda cooperativa de ahorro y crédito más grande del país.

Hace siete años Jardín Azuayo destinó el 15% de sus utilidades a la creación y fortalecimiento de otros emprendimientos cooperativos, entre ellos el ISTEPS, entidad avalada por la Secretaría Nacional de Ciencia y Tecnología (SENESCYT).

El ISTEPS ofrece tres carreras: Administración de las Finanzas Populares, Gestión de Finanzas Populares, y Economía Popular y Solidaria; el objetivo central es el fortalecimiento de las organizaciones en sus propios territorios.

Al momento cuenta con 170 estudiantes de 12 provincias, 69 de Azuay, quienes asisten a clases cien por ciento virtuales, con el requisito básico de vincularse, desde el primer día de estudios a un determinado proyecto cooperativo en su territorio, esto les permite aplicar los conocimientos teóricos en el fortalecimiento de las organizaciones.

En Cuenca y Azuay son nueve cooperativas y tres asociaciones que conforman el ecosistema de la economía popular y solidaria que está articulado al proceso educativo, entre ellas: Cooperativa de Servicios Logísticos Integrales Lucky; servicios de construcción; Cooperativa de Artesanos Ayni; Cooperativa de Joyeros Crisol; Cooperativa de educación inicial Jardín de Esperanza; la Asociación de Productores Agroecológicos Serrag; la tienda virtual Elake; el supermercado Gran Sol.

Carlos Pástor, rector del ISTEPS, se mostró convencido de que la mejor estrategia es trabajar desde los territorios y que en ellos se desarrollen capacidades y destrezas conducidas por el sistema educativo, allí se materializa el derecho a la educación que nunca puede ser un privilegio, como quieren convertirla los miembros del actual gobierno mediante maniobras como los recortes presupuestarios a las universidades públicas.

“La educación tiene que ser un derecho, no un privilegio, y por lo tanto la educación tiene que estar al servicio de los sectores populares”, enfatizó Pástor, tras precisar que el ISTEPS es una institución “sin fines de lucro”.

Sé el primero en comentar en «Instituto Superior Tecnológico de la Economía Popular y Solidaria cumple un año de enseñanza»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*