Incoherencias del COE Nacional atentan contra la vida de los ecuatorianos

Los organismos de seguridad en uno de los controles la noche de este viernes 7 de agosto. (Foto Consejo de Seguridad Ciudadana).

“Ahora si, todos los ventiladores de Cuenca están ocupados. Y todos somos potenciales contagiadores (del Covid-19). A extremar cuidados”, escribió hace pocas horas en su cuenta de Twitter el médico intensivista Marlo Palacios”, confirmando una realidad que aproximadamente desde mediados de julio viene siendo alertada por varios otros profesionales de las áreas médicas y de la salud.

Lamentablemente estas alertas contrastan terriblemente con muchas situaciones de permisividad en las que han caído varios sectores ciudadanos, pese a las serias advertencias que brotan desde los numerosos pacientes contagiados, y peor aún, desde el silencio y vacío que dejan los familiares y amigos que sucumbieron ante el letal virus.

De acuerdo al reporte oficial del Ministerio de Salud, este sábado 8 de agosto, Cuenca registra 3.308 contagios, 72 más que ayer; en tanto que la cifra del Azuay ascendió a 3.974, 98 más que la víspera.

A nivel nacional los contagios confirmados se incrementaron este sábado a 93.572 casos, 1.603 nuevos enfermos en relación a ayer viernes; la cifra de fallecidos de hoy se ubica en 5.916, 19 más que el día de ayer.

Frente a la constatación del incremento de la pandemia, resulta incoherente la resolución del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) Nacional de levantar las restricciones a toda la circulación vehicular y permitir los viajes de las familias entre las diferentes regiones y ciudades del país, e inclusive abrir las playas.

En este sentido el COE Cantonal de Cuenca advirtió sobre el crecimiento de contagios, hospitalizaciones en cuidados intensivos y muertes, y urgió a la población “a limitar temporalmente las reuniones laborales, sociales y familiares, no como una obligación, sino como una convicción de que con ello, en un período de tiempo más corto, nos volveremos a encontrar”.

Los usuarios de las redes sociales están siendo más contundentes en sus críticas al COE Nacional por estas incoherencias a las que inclusive les califican de “malintencionadas” porque estarían dirigidas a amarrar las elecciones y a que el pueblo se olvide de tantos casos de corrupción.

No faltan quienes con su creatividad ironizan fuertemente las decisiones tomadas por el Gobierno Nacional.

No se puede dejar de lado las críticas a las personas que tienen un limitado o nulo sentido de responsabilidad con su propia vida y del resto de la ciudadanía.

 

 

Sé el primero en comentar en «Incoherencias del COE Nacional atentan contra la vida de los ecuatorianos»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*