Incendio forestal en  Pichanillas fuera de control

El fuego llegó a lo alto de las montañas, lugar de muy difícil acceso para para los bomberos y brigadistas. (Foto toamad de Twitter Bomberos Cuenca)

El fuego llegó a lo alto de las montañas, lugar de muy difícil acceso para los bomberos y brigadistas. (Foto tomada de Twitter Bomberos Cuenca)

Pese a los esfuerzos conjuntos del cuerpo de bomberos de los cantones Cuenca, Girón, Santa Isabel y Oña, de los brigadistas y equipo caminero de la Prefectura del Azuay y el apoyo del helicóptero de la Policía Nacional, el incendio de Pichanillas, en Giró, que se inició el pasado miércoles continua imparable, informó el Prefecto Paúl Carrasco.

El incendio esta fuera de control, ya no podemos hacer nada para seguir apoyando por cuanto las llamas están llegando a la parte alta de los cerros, lugar que resulta inaccesible para nuestra gente y maquinaria por lo cual hemos optado por retirarnos por seguridad de nuestro personal, explicó el prefecto.

Añadió que el daño causado por el flagelo ha afectado a centenares de hectáreas de bosque nativo y chaparro, causando una grave afección al medio ambiente, destruyendo la flora, fauna y microorganismos del suelo, afección que tardará en recuperarse muchísimos años, mientras tanto este tipo de acciones siguen repercutiendo en las condiciones climáticas que afrontamos.

Carrasco hizo un llamado a la ciudadanía a concientizarse sobre los efectos negativos que causan los incendios forestales no solo a la naturaleza sino a la humanidad en general y pidió la colaboración ciudadana para impedir que este tipo de situaciones se sigan dando en la provincia.

Cuenca, Girón, Nabón, Paute, Gualaceo y Pucará son los cantones afectados por los incendios en los últimos 15 días, si no cambiamos de mentalidad y seguimos quemando los matorrales para atraer las lluvias, el nivel de deforestación seguirá incrementándose y agravándose por ende el cambio climático, puntualizó el prefecto azuayo.

Sé el primero en comentar en «Incendio forestal en  Pichanillas fuera de control»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*