Horticultura casera, proyecto que promueve una nueva alimentación

Gustavo Clavijo muestra el recipiente, en el que por ahora,están sembradas 49 matas de frutilla.

Gustavo Clavijo muestra el recipiente, en el que por ahora,están sembradas 49 matas de frutilla.

Entre la curiosidad y el asombro los escolares recorren los puntos de información preparados, donde los técnicos, con  las palabras más sencillas, explican las formas prácticas de siembra, los lugares, utensilios y objetos menos pensados para convertirse en huertos de producción de hortalizas.

No es necesario estar en el campo o poseer grandes extensiones de tierra para poder sembrar; un pequeño patio, una terraza, los balcones, son entre otros los sitios donde se puede  acomodar pequeños cajones de madera, recipientes de variados materiales, botellas de reciclaje, macetas, para depositar la tierra y las semillas que germinarán posteriormente en nutritivos alimentos, comentan Christian Alvarez, William Alvarado o Gustavo Clavijo, técnicos del programa Agroazuay, del Gobierno Provincial del Azuay.

Un tacho plástico debidamente preparado puede convertirse en el “huerto vertical” que abastezca de alimentación por 4 semanas a una familia de 4 ó 5 miembros, sostiene Gustavo Clavijo.

En el recipiente, por ahora, están sembradas 49 matas de frutilla que pronto florecerán y cargarán la deliciosa fruta, poco antes ese huerto vertical produjo lechugas, zanahorias, rábano, remolacha, brócoli, acelga, tomate, y otras verduras, con la utilización de una mínima cantidad de agua, por el sistema de goteo.

En 4 botellas plásticas, de un litro cada una, se insertaron tornillos metálicos para permitir y regular el flujo del líquido. Con el sistema tradicional de riego en un campo abierto, se hubiese requerido 150 litros de agua por semana para fertilizar el metro cuadrado de sementera, pero con el sistema alternativo solo se requiere 4 litros para irrigar en el mismo tiempo dicho volumen, señala Clavijo a los asombrados escolares.

La demostración de los métodos alternativos de siembra se efectuó este miércoles 21 de marzo en los patios de la Casa de la Provincia, con la presencia del prefecto Paúl Carrasco, en el marco de las actividades desarrolladas por el proyecto “Horticultura Casera”, en su segundo año consecutivo.

El prefecto azuayo Paúl Carrasco se dirige a los niños

Aproximadamente 1.600 niños de las unidades educativas CEDFI, Borja, Héctor Sempértegui, Ignacio Escandón, Madre Enriqueta Aymer, Francisco Febres Cordero, Escuela Particular Nova, Fé y Alegría, Los Andes, participan en el proyecto.

De acuerdo a Eduardo Idrovo Murillo, gerente general de Agroazuay, el proyecto está dirigido a fortalecer la seguridad alimentaria que implica cambiar el modo de alimentarnos.

Con la horticultura casera se busca promover la producción de hortalizas en nuestros hogares, aprovechando todos los espacios y garantizando calidad y diversidad en la nutrición. “Si nosotros producimos, sabemos lo que producimos y por la tanto sabemos lo que comemos”, recalcó Idrovo.

La horticultura casera involucra además a toda la familia en una actividad relajante, anti estrés, constituyéndose en un elemento de unidad y de nuevas relaciones.

Puntualizó que el año anterior participaron alrededor de 2.500 familias en el proyecto, este año son 3.000 hogares.

 

Sé el primero en comentar en «Horticultura casera, proyecto que promueve una nueva alimentación»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*