Gobierno financia obras en Azuay, Cañar y Morona Santiago por 63 millones de dólares

El ministro de Finanzas, Richard Espinoza, escucha a algunas personas, en compañía del gerente general del BEDE, Carlos Julio Jaramillo.

El ministro de Finanzas, Richard Espinoza, escucha a algunas personas, en compañía del gerente general del BEDE, Carlos Julio Jaramillo.

A través del Banco Ecuatoriano de Desarrollo (BEDE), el Ministerio de Finanzas y la articulación de la Secretaría de Gestión Política, el Gobierno del presidente Lenin Moreno suscribió este  martes 26 de febrero  convenios de contratos para diferentes obras en varios cantones de las provincias de Azuay, Cañar y Morona Santiago, mediante una inversión  de aproximadamente 63 millones de dólares, de los cuales 7 millones son para agua potable.

La Catedral Vieja de Cuenca, un imponente espacio  en el que se exhibe el arte religioso de la urbe Patrimonio Cultural de la Humanidad, fue el escenario en el que el gerente general del BEDE, Carlos Julio Jaramillo, y el ministro de Finanzas, Richard Martínez, firmaron los contratos de financiamiento de obras en Santa Isabel , Azogues, Cañar, Sígsig, Nabón, Santiago, Suscal y Palora.

El gerente de ELECAUSTRO, Antonio Borrero (I) y autoridades de los GAD presentes en el acto.

En Santa Isabel, sector Minas de Huascachaca, la Empresa Eléctrica Generadora del Austro (ELECAUSTRO) construirá el  proyecto eólico más grande del país, mediante una inversión de 55 millones de dólares; en Azogues se procederá a la rehabilitación del parque Juan Bautista y la construcción  del parque Charasol, con una inversión de 410.524,21 dólares.

En Cañar se financiará el mejoramiento a nivel de carpeta asfáltica de la vía Ventura-La Elvira, mediante un monto de 2’542.576,99 dólares; en la parroquia San Bartolomé del cantón Sígsig se efectuará la ampliación y mejoramiento de la planta de agua potable, mediante un financiamiento de 411.043,70 dólares.

En Nabón se construirá el sistema de agua potable Boratama con una inversión de 335.787,37 dólares; en el cantón Santiago, provincia de Morona Santiago, se ejecutará una línea de conducción de agua potable desde la planta de tratamiento hasta Namangoza, pasando por Bella Unión, y el rediseño de la conducción  desde la planta de tratamiento hasta Chupianza, mediante una inversión de 1’880.891,22 dólares.

En Suscal se financiará la construcción de la segunda etapa del Plan Maestro de Agua Potable con un monto de 895.135,54 dólares; y, en Palora, se prevé la construcción del sistema de agua potable con una inversión de 4’527.152,23 dólares.

El gerente del BEDE, Carlos Julio Jaramillo, expresó que con estos acuerdos se hace realidad el proceso de diálogos impulsado por el presidente en procura del  desarrollo y bienestar de las comunidades.

Precisó que mediante la misión Agua Segura para Todos, en 2018 se invirtió  más de 300 millones de dólares en agua potable y alcantarillado, de los cuales cerca del 50% son recursos no reembolsables.

En general el BEDE desembolsó 666 millones de dólares para múltiples proyectos, el año anterior. En las provincias de Azuay, Cañar y Morona Santiago el gobierno asignó más de 135 millones de dólares.

En el presente año la primera fase de Agua Segura para Todos se plantea invertir 200 millones de dólares adicionales mejorando la calidad de vida de la gente porque de cada millón de dólares que se invierte en agua potable y alcantarillado, hay 20 millones de dólares  en ahorro y externalidades positivas, es decir la gente deja de enfermarse y cumple a cabalidad sus labores.

En general este año el BEDE invertirá 732 millones de dólares para la atención de las iniciativas de los socios y clientes.

El ministro Richard Martínez junto a varios dirigentes comunitarios.

Para el ministro de Finanzas, Richard Martínez, todos estos acuerdos no se posibilitarían sin la voluntad política, visión y empeño  del presidente Moreno,  con ello el recurso vital del agua está llegando a todos.

Además la banca pública (Banecuador, CFN, CONAFIPS, BIESS) está facilitando a sus clientes la refinanciación de las deudas tomando en cuenta la situación compleja que vive el Ecuador, “ tenemos que ayudarnos unos a otros, tenemos que apoyar el hombro y sacar el país adelante juntos”, expresó.

Sostuvo que Ecuador está en la ruta del desarrollo, el papel que juega el BEDE es fundamental para lograr junto a los Gobiernos Autónomos Descentralizados el progreso local equitativo.

Sé el primero en comentar en «Gobierno financia obras en Azuay, Cañar y Morona Santiago por 63 millones de dólares»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*