Frente por la Cultura del Azuay propone una Casa de la Cultura que impulse la construcción de identidades

El escritor Eliecer Cárdenas se refiere a la propuesta, acompañado por Gerardo Machado y Cecilia Ortega.

«Hemos integrado este frente para proponer, no es un frente para ser candidatos, es una propuesta nacida de la historia de Cuenca».

El Frente por la Cultura del Azuay hizo pública su propuesta de gestión dirigida a las organizaciones o colectivos que en la actualidad tienen centrado su interés en conformar el nuevo Directorio de la Casa de la Cultura Ecuatoriana Núcleo del Azuay a través del proceso de elecciones que debe abrirse en los próximos días.

Para la organización, la cultura tiene que recuperar, mantener y multiplicar su espíritu de construcción colectiva de identidades desde las nuevas miradas creativas, propositivas, incluyentes, respetuosas de las diversidades.

En este sentido, el objetivo esencial de la Casa de la Cultura debe orientarse a recoger, actualizar y potenciar el legado histórico cultural y patrimonial para avanzar en la configuración de la identidad provincial y local, desde la diversidad, con la participación  de los diferentes sectores sociales, gubernamentales y particulares, y la inclusión de los gestores culturales en condiciones de dignidad como sujetos dinamizadores de un sostenido eje referente del desarrollo.

Visto así, el Núcleo azuayo está en la obligación de acoger la multiplicidad de propuestas, las visiones y haceres de la cultura, del arte, las ciencias, los saberes ancestrales, las culturas populares y las emergentes culturas juveniles urbanas, señalan sus voceros.

El Frente por la Cultural del Azuay está integrado por expresidentes del organismo como Eliecer Cárdenas o Iván Petrof, a los que se suman gestores y miembros de otros sectores afines como Cecilia Ortega, Gerardo Marchado, Renán Jara, Ernesto Arias, Leandro Llivicura, Mario Cando, agrupaciones de artistas de la música, teatro, danza, artes plásticas.

La agrupación también está motivada por los procesos y éxitos logrados años atrás por expresidentes que dejaron honda huella en la gestión, tal el caso de José Edmundo Maldonado (Mauricio Babilonia) o el escritor y poeta Efraín Jara Idrovo.

“Le vemos a la Casa de la Cultura como un organismo articulador de políticas públicas para Cuenca y el Azuay y como un vínculo entre la Academia y la comunidad que mucho tiene que aportar en cuanto a las iniciativas y propuestas. Una casa que no excluye a nadie, que acoge todas las propuestas individuales o colectivas y que se fortalezca con acciones que dignifiquen al gestor cultural.

Frente a los peligros que conlleva la globalización, no es menos cierto que debemos fortalecer hoy más que nunca las identidades culturales. No hay culturas superiores e inferiores. Un nuevo enfoque como el que proponemos, involucra una crítica a la didáctica de la cultura que la limita al arte, minimiza el rol del aprendizaje artístico, a la vez que carece de la diversificación suficiente para dar respuestas a las necesidades locales, al fortalecimiento de la identidad local y nacional. Reivindicamos el derecho a ser diferentes a partir de nuestra historia, nuestras especificidades, sentidos e identidades”, señala parte del documento emitido y distribuido a los medios de comunicación.

ABRIR TODO EL DOCUMENTO 

Sé el primero en comentar en «Frente por la Cultura del Azuay propone una Casa de la Cultura que impulse la construcción de identidades»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*