Fichas poderosas se mueven en un tablero de corrupción

 

Pablo Izquierdo Pinos, ex director del hospital Eugenio Espejo, de Quito.

Estimados compañeros, ante mi férrea negativa por segunda vez a recibir al mismo circulo de personas que lucran con la salud he sido notificado directamente por el Ministro de Salud, quien un día antes me dio su apoyo a mi gestión.

Debe ser tal el poder de estas personas en las más altas esferas del Gobierno, que tenemos procesos en donde hay negocios millonarios, pero exponen a todo el personal al dar poca importancia a la compra de mascarillas N95 o equipos de protección personal.

Realmente quiero exponer mi vergüenza y mi impotencia, al conocer que no disponíamos de lo más elemental para enfrentar esta pandemia y que fuerzas poderosas son las que gobiernan el hospital. Fichas de ajedrez que se mueven en un tablero corrupto de intereses que solo se dedican a negocios de más de un millón de dólares.

Salgo como entré, con dignidad y honor al no ser parte de este juego macabro en contra de la vida de los ecuatorianos. Que se roben todo, no se robaran ni mi honor ni mi dignidad.

Al haber estado dentro de ese riñón mafioso -y no ser parte de este-, pude ver claramente como se manejan con protervos intereses los presupuestos de la salud.  La vida y la salud de todos los servidores públicos no les interesa en lo absoluto, peor de la gente pobre que acude a los hospitales, y esto pasa en todos los hospitales del país.

Lamentablemente esto seguirá pasando porque las personas de bien no somos convenientes a esos intereses y contrariamente hay personas que se prestan por intereses económicos a esas prácticas.

Desde ya les anticipo que iré a todos los medios de comunicación y desde mi espacio en la prensa seguiré gritando a quienes por acción y omisión se roban la plata de las medicinas, los equipamientos y los insumos del que fue un ejemplo de Hospital.

Todos ustedes me conocen estimados amigos, siempre digo la verdad, conocen mi transparencia de actos, por ello no desmayaré desde ahora en luchar contra estas mafias de la salud.

Un abrazo sincero y solidario por su lucha diaria y darme la oportunidad y el honor de conocerlos.

Sé el primero en comentar en «Fichas poderosas se mueven en un tablero de corrupción»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*