Fernando Rosero denuncia silencioso atraco a los bienes del Estado

Fernando Rosero, miembro del colectivo Conectados al Cambio. (Captura de pantalla).

 

Están en venta el Banco del Pacífico, la Corporación Nacional de Telecomunicaciones (CNT), la hidroeléctrica Sopladora y la Refinería de Esmeraldas.

Mientras los escándalos jurídicos y los hechos de corrupción durante los últimos meses de la administración Lenin Moreno  han desviado la atención de los ecuatorianos hacia esos focos distractores, hoy queda al descubierto el asalto que altos representantes del gobierno han estado cometiendo a través de la privatización de los sectores estratégicos y la venta de las empresas más rentables del Estado.

Así lo resumió el abogado Fernando Rosero, del colectivo Conectados al Cambio, cuya denuncia se multiplica en estos día en las redes sociales.

En su versión puntualiza que el 8 de julio de 2019, mediante resolución 061-2019, el Directorio de la Corporación Financiera Nacional (CFN) dispuso la venta del Banco del Pacífico con el carácter de reservado, por los próximos 15 años.

Así informó el presidente del Directorio de la corporación, Roberto Dunn Suárez, al Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCC) al negarle la información que la entidad pidiera sobre la monetización del banco. Esa reserva es ilegal por donde se la mire, dijo Rosero.

Añadió que el banco está incluido en el “mal llamado programa de monetización de activos del Estado” pues en realidad se trata de su privatización, así como la de la Corporación Nacional de Telecomunicaciones (CNT), la hidroeléctrica Sopladora y la Refinería de Esmeraldas, según anuncios del entonces asesor presidencial Santiago Cuesta, señala el jurista.

Precisó que según reporte de la Superintendencia de Bancos, en julio de 2019, el Banco del Pacífico tiene activos por 6 mil millones 225 mil dólares, por debajo de los activos del Banco del Pichincha que representan 11 mil 600 millones de dólares, y por encima de Produbanco y el Banco de Guayaquil.

El Banco del Pacífico tiene 2 millones 100 mil clientes y da trabajo a más de 2.000 personas. En 2018 sumó utilidades por más de 100 millones de dólares y 93 millones en 2019, lo que le coloca en el segundo más rentable del Ecuador.

Extraoroficialmente trascendió que antes de la pandemia la entidad fue valorada en 750 millones de dólares pero en la actualidad cuesta 650 millones, de ser real la información sería “uno de los mayores atracos a nuestros recursos públicos”.

Acciones legales urgentes

En ese sentido es urgente que algún asambleísta digno pida la inmediata prohibición de salida del país a todos los funcionarios de la CFN y de la Superintendencia de Bancos que han llevado adelante el proceso de avalúo del banco, así como de la declaratoria de la reserva de su venta.

Esos empleados deben acudir a la Asamblea a informar en forma pormenorizada el valor en el que se lo pretende vender.

Además se tiene transparentar si esa venta ya se concretó y de ser así, quiénes son sus compradores y el precio final pactado con el Estado.

Rosero exhorta al Gobierno Nacional, “en virtud de su exiguo capital político, por su bajísima aceptación popular”, que paralice todos los procesos de venta de los activos del estado para que el próximo Gobierno que está por ser elegido, continúe o no con esos procesos.

Sé el primero en comentar en «Fernando Rosero denuncia silencioso atraco a los bienes del Estado»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*