¿Estuvieron financiadas por el narcotráfico las protestas en Ecuador? Las acusaciones del Gobierno y la respuesta del movimiento indígena

Una de las fuertes movilizaciones en la ciudad de Quito.

Aunque el presidente Lasso dijo que «definitivamente que sí» tienen pruebas, el ministro del Interior, Patricio Carrillo, indicó que apenas «eso se está investigando».

El presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, afirmó que organizaciones del narcotráfico financiaron las protestas que se vivieron en el país suramericano entre el 13 y 30 de junio, que fueron convocadas por el movimiento indígena.

Durante una entrevista con la periodista Patricia Janiot para Univisión, el mandatario señaló que su Gobierno «sí, definitivamente que sí» tiene pruebas de ese presunto financiamiento.

Lasso señaló que la primera prueba fue que se trató de un paro de 18 días. «No lo llamo indígena porque eso es estigmatizar a un sector importante de la sociedad ecuatoriana, un paro de los violentos, los narcotraficantes, los narcopolíticos, guerrilleros, esos sí quieren someter la paz del Ecuador y quieren tener como rehén al Ecuador», manifestó el mandatario citado por la cadena RT.

Añadió que un paro de 18 días «tiene un costo aproximado de 20 millones de dólares». «Ese dinero no lo tiene ni un partido político en el Ecuador, eso es, definitivamente, dinero mal habido, dinero del narcotráfico», apuntó.

Asimismo, dijo que ese dinero estaría «vinculado con un político corrupto que vive fuera del Ecuador»; haciendo referencia al expresidente ecuatoriano Rafael Correa.

La periodista le preguntó si el Gobierno presentaría alguna demanda ante la Justicia por esta presunta financiación, pero el mandatario no contestó al respecto. En otra entrevista con otro medio internacional, Lasso dio otra cifra sobre el costo del paro y señaló que sería de alrededor de 15 millones de dólares.

«Podemos hacer muchísimas elucubraciones»

Durante las protestas, el director del centro de Inteligencia Estratégica (CIES), Fausto Cobo, dijo que «el narcotráfico y el crimen organizado» estaban vinculadas a las manifestaciones.

De igual manera, el ministro de Defensa, Luis Lara, en un discurso que ofreció durante el paro, comentó: «Detrás de esto [el paro] está la mano del narcotráfico y la delincuencia organizada».

Luego de que Lasso dijera que sí contaban con pruebas sobre las acusaciones acerca del financiamiento a las protestas, este lunes 11 de julio  el ministro del Interior, Patricio Carrillo, informó que apenas están investigando al respecto.

«Eso se está investigando […] Es un tema que le corresponde a la administración de Justicia; lo que ha hecho el presidente es trasladar una información para que, a través de una noticia crimen, se empiece a investigar», manifestó el funcionario en una entrevista con Teleamazonas.

Carrillo añadió que el CIES había determinado que las protestas manejaron entre 750.000 y 800.000 dólares de presupuesto por día para afrontar la logística, alimentación y movilización de los manifestantes.

«Esa cantidad, nosotros creemos que debería ser transparentada e investigada, porque si hubo donaciones, las donaciones tienen que ser de carácter legal y transparentes; pero cuando no existe esa transparencia, entonces podemos hacer muchísimas elucubraciones que esperamos que en la administración de Justicia se vayan esclareciendo», indicó.

«Estigmatiza a la legítima protesta social»

La Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), una de las organizaciones convocantes del paro nacional, rechazó las acusaciones de Lasso sobre las vinculaciones con el narcotráfico, a las que tildó de «absurdas».

El movimiento dice en un comunicado que el mandatario «emite acusaciones falsas e irresponsables agravando la convulsión social y política provocada por el mismo Gobierno».

«Esto atenta y estigmatiza a la legítima protesta social, a la vez que denota la limitada visión del presidente para entender la realidad, las formas organizativas de los pueblos indígenas y el concepto de solidaridad tan arraigado a la lucha social», añade.

La Conaie menciona que «el ideal neoliberal» del actual Gobierno ecuatoriano «le hace imposible comprender que se haga algo sin la mediación del capital, sea este legal o ilegal».

La organización indígena explica en su comunicado que el paro nacional fue sostenido «en minga colectiva y solidaridad con la producción campesina de Costa, Sierra y Amazonía, por los barrios populares de Quito, las ollas comunitarias, la ayuda humanitaria de universidades y centros de acogida, por la ciudadanía espontánea, porque solo el pueblo sabe y siente las necesidades del pueblo».

«Si el paro duró 18 días no fue por un financiamiento externo sino por la inoperancia, el desinterés y la falta de voluntad del Gobierno», enfatizó la Conaie en su comunicado.

En su cuenta en Twitter, la Conaie ha publicado videos de la llegada de ayuda humanitaria a los centros de acogida durante el paro.

«Inclusive en medio de bombardeos, represión y hostigamiento de la fuerza pública, las donaciones, víveres, medicinas, productos y más ayuda humanitaria llegaban en solidaridad con el paro nacional», dice una de las publicaciones.

Diálogo en riesgo

En su documento, la Conaie dice que las «actitudes maliciosas» de Lasso «ponen en duda» el Acta por la paz firmado entre el movimiento indígena y el Gobierno el pasado 30 de junio, con el que se puso fin a las protestas.

Agrega que esa actitud «demuestra abiertamente el ‘quemeimportismo’ del Ejecutivo y acentúa la política de confrontación».

También señala que la narrativa oficial «pone en riesgo y sabotea desde el mismo Ejecutivo el proceso oficializado el 7 de julio de 2022». Ese día, ambas partes acordaron establecer 10 mesas técnicas de diálogo para tratar las demandas que quedaron pendientes por resolver durante las protestas, en un plazo de 90 días.

En su comunicado, la Conaie pide al Ejecutivo que, «si habla de dineros dudosos», primero aclare lo que fue revelado en los Papeles de Pandora sobre el mandatario ecuatoriano.

Esto, en relación a la publicación del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés), que señala a Lasso de haber tenido vínculos con 10 empresas y fideicomisos ‘offshore’ en Panamá y los estados de Dakota del Sur y Delaware, en EE.UU.

El expresidente Correa también respondió a la acusación que el mandatario ecuatoriano hizo en su contra en la entrevista: «¡Igualito que [Lenín] Moreno! Lasso insiste en hacer el ridículo. ¿Vieron alguna prueba de sus estupideces contra nosotros? Un hombre profundamente ruin, innoble y mediocre. El único corrupto es él: se hizo millonario con el feriado bancario e involucrado en ‘Pandora Papers».

Sé el primero en comentar en «¿Estuvieron financiadas por el narcotráfico las protestas en Ecuador? Las acusaciones del Gobierno y la respuesta del movimiento indígena»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*