Escalada de violencia en Molleturo desarrolló nuevo capítulo

El gobernador del Azuay Xavier Enderica explica los hechos ocurridos.

El gobernador del Azuay Xavier Enderica explica los hechos ocurridos.

La escalada de violencia en la parroquia Molleturo desarrolló en estos días un nuevo capítulo controversial con el resultado de un policía herido por arma de fuego, investigaciones abiertas por la Policía y la Fiscalía y los consecuentes reclamos por parte de los grupos antimineros que nuevamente acusaron a las fuerzas del orden de haber reprimido la resistencia popular.

En rueda de prensa ofrecida este miércoles 22 de agosto en la Gobernación del Azuay por parte del gobernador Xavier Enderica, el comandante zonal de Policía, Fernando Correa, y el fiscal de delitos contra la vida, Adrián Arpi, se relataron hechos vinculados más con una acción delincuencial, pero la intervención de un miembro de los grupos antimineros acusando a la Policía de haber reprimido a la comunidad con gases lacrimógenos, dejó entrever que el asunto está relacionado con la minería en Río Blanco.

El gobernador expresó que al haberse registrado en la presente ocasión robo de ganado, de motocicletas, agresión, secuestro a moradores, cierre de la vía en San Pedro de Yumate, robo de implementos y armas a la Policía, agresión e intento de asesinato a un uniformado, incendio de un vehículo blindado policial, robo de tanques de gasolina desde las tiendas, tenencia de subametralladoras, y anteriormente el secuestro del presidente del GAD parroquial, ya hay algo más que una simple resistencia popular.

Sostuvo que la neurocirugía de cráneo efectuada al policía herido indica que se trató de un atentado a la vida, por ventaja con un arma de fuego de fabricación artesanal, de no ser así el policía hubiese muerto.

En ese sentido la Fiscalía lleva adelante las investigaciones para encontrar a los responsables de estos hechos, enfatizó Enderica.

El general Fernando Correa indicó que la Policía se movilizó a investigar el ataque contra dos menores, a los que personas inidentificadas les habían retenido ganado y dos motocicletas.

En la búsqueda de lo sustraído, a las 09h30 del martes los agentes fueron atacados por “personas encapuchadas y fuertemente armadas” que hirieron al policía con “un impacto de bala en el cráneo”, dijo el alto oficial.

La noche del mismo día, cuando los uniformados intentaban rescatar a dos compañeros, fueron nuevamente atacados por 4 encapuchados que se movilizaban en una camioneta; esos individuos se sustrajeron de una tienda un recipiente con 6 galones de gasolina, luego atacaron e incendiaron el vehículo blindado que se encontraba por el sector con 10 uniformados, obligándolos a utilizar gases lacrimógenos para salir del lugar, rompiendo una pluma de control en la vía, relató Correa.

El fiscal Adrián Arpi puntualizó que en torno a estos hechos se inició la investigación de un delito contra la vida del policía.

Precisó que a través de los médicos de la Fiscalía se estableció que el uniformado recibió un impacto de bala en el cráneo que por ventaja no tuvo la fuerza suficiente. Por ventaja el herido ya aportó datos para indentificar a los responsables, puntualizó Arpi.

Sé el primero en comentar en «Escalada de violencia en Molleturo desarrolló nuevo capítulo»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*