En el vivero equaflorA, de Mayancela, se multiplican las especies de orquídeas

La orquídea es una especie de muy larga duración, de numerosos colores, formas y tamaños.

La orquídea es una especie de muy larga duración, de numerosos colores, formas y tamaños.

Hace aproximadamente 50 años, cuando entonces tenía 11, Mario Portilla conoció al sacerdote salesiano Angel Andreta, un apasionado por las plantas, quien le habló por primera vez de las orquídeas y le empezó a enseñar sobre sus formas, colores, tamaños, aromas.

Eso le despertó un especial interés y desde entonces inició un largo aprendizaje al que luego se unieron sus hermanos José e Iván que años más tarde crearon la empresa Ecuagenera, en la ciudad de Gualaceo.

Mario les acompañó durante algunos años pero luego sintió que era necesario seguir su propio camino e impulsar su propio proyecto, entonces buscando y buscando encontró un espacio en el sector de El Salado de Mayancela, parroquia Sinincay, un terreno con declives, rocoso, pedregoso y con una buena humedad, en el que vio las condiciones ideales para la producción, reproducción e hibridación de orquídeas.

Empezó a gestar lo que hoy es Viveros equaflorA.

Hace 18 años comenzamos con flores de corte, para la venta inmediata, unas 9.000 plantas de orquídeas cimbidium, en más o menos 60 colores; ahora estamos sobre las 100.000 plantas, con más o menos 1.500 especies. En Ecuador están registradas unas 4.500 especies, relata Mario Portilla.

Y es que las orquídeas nacen, crecen y empiezan una multiplicación interminable, de cada planta bien cultivada, en dos o tres años se obtiene entre cuatro o cinco, por eso, de los más o menos 5.000 metros cuadrados con los que iniciamos el proyecto, ahora tenemos un espacio de más o menos 3 hectáreas para la producción, precisa.

Portilla ha implementado 7 invernaderos en los que reproduce los microclimas ideales para el crecimiento de las diferentes especies, tanto de clima cálido y templado como del frío.

También ha instalado un laboratorio para investigaciones, la hibridación, la reproducción y conservación de especies en extinción como la masdevalia virgo Cuenca, o Chola Cuencana, clasificada hace 30 años por el botánico Carlyle Luer. La flor  ya no se encuentra en la naturaleza, puntualiza el botánico.  El laboratorio está manejado por sus hijas, la una bióloga y la otra bióloga molecular.

Mario Portilla (I), en uno de los viveros, da detalles de la producción a periodistas.

Cada día estamos investigando nuevos métodos de cultivo y mantenimiento para cada planta, eso le interesa mucho al cuencano, del que nos hemos dado cuenta que es muy aficionado a las plantas, se puede decir que en cada casa se encuentra una orquídea, comenta Portilla.

Además Viveros equaflorA es ya un centro de capacitación e información para los  estudiantes y ciudadanos que acudan al lugar. El 30 de mayo, desde las 10h00 se desarrollará un taller abierto al público sobre el manejo de las orquídeas. (VER VIDEO)

En el corto plazo será un centro turístico para lo cual se planifica la infraestructura necesaria. Por lo pronto está adecuado un restaurante cafetería en el que se preparan los platos típicos de la gastronomía cuencana y azuaya.

Sé el primero en comentar en «En el vivero equaflorA, de Mayancela, se multiplican las especies de orquídeas»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*