En Ecuador la cultura es reducida a un elemento desechable

El Ballet Ecuatoriano de Cámara en una de sus escenas. (Foto Facebook)

Da dolor como los mismos compañeros de arte son los verdugos de los procesos de otras personas, y esto es responsabilidad de Fernando Cerón, presidente de la Casa de la Cultura “Benjamín Carrión».

Por revanchismos con el maestro Rubén Guarderas, rompieron el convenio para que el Ballet Ecuatoriano de Cámara reciba el dinero que el Estado le daba, ahora ese dinero no lo recibe ni el Ballet, ni la Casa; ellitos son Pachacutik por si acaso, expresa una denuncia que circula en las redes.

Sobre el tema, el gestor cultural José Luis Benítez Flores realiza un pronunciamiento más a fondo y detallado, poniendo en evidencia que la cultura, uno de los pìlares fundamentales para la construcción de las identidades, en Ecuador no vale nada y tranquilamente puede ser echada al cesto de la basura.

@joseluisbenitezflores

#noticiaecuador #culturaecuador

♬ A Mi Lindo Ecuador – Pueblo Nuevo

Sé el primero en comentar en «En Ecuador la cultura es reducida a un elemento desechable»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*