Empresas de Cuenca retoman su productividad

El ministro de la Producción, Iván Ontaneda suscribe un acuerdo de financiamiento a la empresa Plásticos Rival. le acompaña el ministro de Inclusión Social, Iván Granda.

 

El ministro de la Producción, Iván Ontaneda y el ministro de Inclusión Social, Iván Granda, junto a representantes de los ministerios de Salud y Trabajo y el gobernador Xavier Martínez, inspeccionaron las instalaciones de las empresas  Fibroacero y Graiman que reabrieron sus puertas a la producción esta semana.

La delegación observó los cambios efectuados en las instalaciones para garantizar la bioseguridad de los trabajadores durante el periodo de pandemia.

De acuerdo al ministro Ontaneda, la reactivación productiva es urgente, pero siempre bajo las condiciones de seguridad.

“Desde el Gobierno buscamos impulsar la industria, el empleo, por ello visitar empresas que se han reinventado en base a los nuevos protocolos de seguridad es motivador, porque es una prueba de que se puede reactivar la economía de un país con seguridad”, expresó.

Hay que pensar primero en la salud y la seguridad, pero también en el empleo pues “por cada día que las fábricas permanecen cerradas se pierden empleos que tardarán mucho tiempo en recuperarse”, recalcó y precisó que hasta la fecha más de 100.000 plazas de trabajo se han perdido por la emergencia.

En ese sentido puso de relieve el anuncio del presidente Lenin Moreno sobre la entrega de 1.150 millones de dólares para la reactivación de la pequeña y medianas industria y otros sectores productivos, a través de créditos que pueden ser utilizados para pagar la nómina, para adquirir materia prima y de esta forma reactivar la economía.

En este contexto el ministro firmó con la empresa Plásticos Rival un financiamiento por 13 millones de dólares.

Empresarios se pronuncian

“Como empresa, desde la primera semana de paralización sentimos el golpe económico, luego de nueve semanas la situación se ha vuelto insostenible, pese a ello hoy retomamos con optimismo y con la esperanza de que toda la ciudad se reactive”, subrayó Alfredo Peña, presidente del Grupo Graiman.

Destacó que pese a la grave situación, no se ha despedido personal, pero se decidió una reducción del 20% del salario. Al momento se trabaja con el 30% de su personal en dos de los hornos activos.

“No se paga a proveedores, nuestra prioridad por ahora es cumplir con la nómina y reactivar lo más pronto posible toda nuestra producción”, añadió.

De su parte, directivos de Fibroacero exteriorizaron su aspiración de llegar en los próximo días al 50% de la reactivación productiva.

Cuenca está en amarillo

De acuerdo al ministro Iván Granda, Cuenca ya está en el color amarillo del semáforo pese a que las autoridades locales lo mantienen en rojo.

“Es evidente que la gente quiere trabajar, en las calles la presencia de personas es normal. Entendemos la preocupación de las autoridades pero existe el compromiso del Gobierno en garantizar el sistema de salud”, dijo.

Anunció que el sábado se fortalecerá el sistema de salud de Cuenca con la llegada de más ventiladores para los hospitales Vicente Corral Moscoso y José Carrasco Arteaga, con ello se cubriría una eventual demanda de atenciones emergentes.

Sé el primero en comentar en «Empresas de Cuenca retoman su productividad»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*