Emotiva conmemoración del Bicentenario de la presencia de Bolívar en Cuenca (VIDEO)

Emotivo, vibrante, único. Un acto cívico, histórico y cultural organizado por la Oficina Calígrafos, conmemoró este jueves 8 de septiembre el Bicentenario de la presencia del Libertador Simón Bolívar en Cuenca, así como de la creación de la Escuela de Artes y Oficios dirigida por el maestro Gaspar Sangurima.

Autoridades civiles y militares, miembros de la Academia Nacional de Historia, la rectora de la Universidad de Cuenca y varias otras personalidades realzaron el acto desarrollado en el Paseo Tres de Noviembre, frente a la Universidad de Cuenca.

Momento emotivo marcó el develizamiento de la copia de un retrato del Libertador que fue entregado por María Augusta Hermida a las autoridades militares para su traslado a la Quinta Bolívar, en medio de honores de los Granaderos de Tarqui.

El retrato elaborado por la joven artista Claudia Machado, es una reproducción exacta del original que al momento se encuentra en la Universidad de Cuenca y que, de acuerdo al historiador Bolívar Cárdenas Espinoza, existe el 99% de seguridad que fue realizado hace 200 años por el maestro Gaspar Sangurima.

Develizamiento de un retrato réplica de Simón Bolívar.

Visita de Estado

Respecto a la presencia de Bolívar en Cuenca, Cárdenas Espinoza expresó que contrariamente a lo que se ha creído que las visitas que el Libertador hizo a Guayaquil, Cuenca, Loja y Azogues, fueron con el propósito de consolidar la independencia conseguida en estas urbes, las Visitas de Estado del genio de América, a estas ciudades, estuvieron orientadas a conseguir que estos importantes distritos pertenecientes al Departamento del Sur, fuesen consolidados como territorios de Colombia.

Como se sabe, Simón Bolívar saliendo de Guayaquil el 3 de septiembre de 1822, luego de cinco días de traslados, llegó a Cuenca, el 8 de septiembre, hace exactamente 200 años.

Los Libros de Cabildos dan cuenta que faltando casi un mes para su llegada,  concretamente el 13 de agosto de 1822, el Cabildo, convocó a los Comandantes de los recientes cantones creados, como  Gualaceo, con el Teniente Coronel Manuel Dávila y Chica; Azogues, con el coronel Juan Francisco Carrasco; Cañar, con Don Miguel del Pino y Jijón; Girón, con  Joaquín Astudillo;  un representante del cantón Nabón y don José de la Vega y Chica, comandante del cantón Paute: a quienes el ayuntamiento cuencano instruyó con variadas acciones que debían tener cuenta, previo al arribo del Presidente de Colombia, como por ejemplo el envío a Naranjal de una recua de 52 mulas:  40 de silla y 12 de carga, señaló el historiador.

Gualaceo debió proveer catorce mulas; Azogues, doce mulas; Nabón doce  mulas; Paute ocho, y Girón seis mulas; adicionando el expreso encargo de que el alcalde del Primer voto de cada uno de estos cantones, dispusiese la construcción de pascanas o chozones en los diferentes lugares por los que debía pasar el Libertador: Naranjal, Cucho, Zhagal, Moraspugro, Migüir, Guabidula y Balzaín, con la refacción del camino en varios puntos, particularmente en el tramo Sayausí –Tejar, incluyendo la construcción de un puente sobre el río Gulag.

En cuanto a la comitiva de recepción, ésta estuvo integrada por el primer gobernador republicano, coronel Tomás de Heres,  quien el 5 de septiembre se anticipó al punto conocido como Lipu, a efectos de dar la bienvenida al Presidente. Una vez que el Libertador estuvo en el cálido ambiente de Cuenca, el discurso de bienvenida corrió a cargo de Bartolomé Serrano y Polo, personaje excelso de Azogues, seguida de una exposición maravillosa  a cargo del que celebró la misa de acción de gracias, luego de la Independencia de Cuenca y Azogues, el presbítero Dr. Andrés Beltrán de los Ríos.

La estadía del Libertador se prolongó hasta el 16 de septiembre, día en el que solicitó se le acondicionase en una residencia más cómoda, por lo que el cabildo de Cuenca le proveyó la señorial residencia de Chaguarchimbana.

Luego de días, concretamente el 4 de octubre, Bolívar salió de Cuenca con rumbo a Loja, llegando a esa ciudad, el 10 de octubre. Ahí se mantuvo hasta el 21 de este mismo mes, fecha de su retorno a Cuenca, urbe en la que descansó hasta el  30 de octubre, para  en horas de la mañana salir para el norte.

Apenas se conoció el importante detalle que el Libertador, viniendo de Cuenca por el camino de El Portete, en vez de continuar su viaje hacia Burgay,  había tomado la decisión de visitar el pueblo de Azogues; esta excepcional noticia llenó de sorpresa y entusiasmo en todo el vecindario: ¡Simón Bolívar!, el ¡Presidente de Colombia!; ¡El Libertador!, ¡El Genio de América! ¡El émulo de Wuashington!,  se quedaba para compartir una cuantas horas con la gente del lugar, reseñó Cárdenas Espinoza.

María Augusta Hermida destaca la figura de Bolívar

Sé el primero en comentar en «Emotiva conmemoración del Bicentenario de la presencia de Bolívar en Cuenca (VIDEO)»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*