El viento genera energía y bienestar en San Sebastián de Yuluc (VIDEO)

Antonio Borrero, gerente de Elecaustro, realiza explicaciones en la sala de mando electrónico.

Por Mario Cando.

El viento sopla tan fuerte sobre las mesetas de Uchucay y Yuluc que en algunos momentos hace tambalear nuestras humanidades. Medio en broma y medio en serio le comento a una de las colegas presentes en el lugar que el viento tiene tanta fuerza que por poco me emparento con el título de una épica producción cinematográfica.

– ¿Cuál?, me dice.

– “Lo que el viento se llevó”.

Por supuesto que la trama de la película nada tiene que ver con la acción eólica, pero igual celebra la ocurrencia.

En la parroquia San Sebastián de Yuluc, cantón Saraguro, provincia de Loja, en el límite con Azuay, el viento es aprovechado en la construcción del Parque Eólico Huascachaca, proyecto de energía eléctrica limpia y renovable que en la actualidad está en su fase final, con más del 95% de avance, a cargo de la Empresa Electrogeneradora del Austro (Elecaustro).

Un grupo de periodistas de varios medios de comunicación de Cuenca y Loja, invitados por la empresa, recorren el sitio para constatar el avance de las obras técnicas y los elementos sociales y ambientales conexos.

En estos días las enormes aspas de 73 metros de longitud y 23 toneladas de peso siguen siendo trasladadas en operativos especiales, con el máximo de los cuidados, en plataformas de 60 ruedas, desde Puerto Bolívar hasta el lugar del proyecto. Son 42 aspas o palas las que tienen que ser montadas en los 14 aerogeneradores, de ellas se han trasladado 11 hasta este martes 16 de agosto.

Los equipos fabricados por la empresa Dongfang salieron de China el 21 de diciembre de 2021.

Considerando la movilización por el sinuoso trayecto, Elecaustro encargó a Alemania, en forma específica, la construcción de una máquina elevadora de palas para poder salvar los múltiples obstáculos que se presentan en el camino. La primera pala se trasladó en nueve días, las actuales se lo hace en dos días.

Igualmente hubo que importar grúas especiales para el desmontaje de las pesadas palas rellenas con balsa ecuatoriana, así como una colosal grúa con capacidad de 750 toneladas para izar cada uno de los rotores de tres aspas que se arman en tierra, en las 14 torres de 90 metros de altura, cada una de las cuales suma un peso de 540 toneladas.

Cada góndola o rotor, con un generador de magneto directo y sistemas auxiliares de generación, producirá un diámetro de barrido de 148 metros.

En relación a la fuerza del viento, las piezas se arman con las máximas precauciones, inclusive considerando momentos específicos, para evitar cualquier desagradable sorpresa. En realidad son elementos de gran tamaño y peso, pero frente al poder de la naturaleza, ninguna prevención es suficiente. Inclusive el mismo hábitat puede desatar contratiempos, hay una intensa radiación solar y además el desértico lugar alberga dos especies a veces imperceptibles pero que sí representan serios riesgos, aunque casi nunca la muerte: la araña viuda negra y el escorpión.

En las siguientes horas quedará completamente armado y entrará a pruebas el primer aerogenerador y hasta finales del año en curso los 13 siguientes. En forma integral, están listas y energizadas la Subestación Uchucay, la Subestación seccional La Paz (Nabón) y la línea de transmisión a 138 Kv. Con ello el Parque Eólico Huascachaca aportará al país 50 megavatios de potencia, proporcionando energía eléctrica a 90.000 hogares.

En la parte ambiental, el proyecto reducirá la emisión de 76.000 toneladas de dióxido de carbono (CO2), al año, y ahorrará el consumo de 7’800.000 galones de combustibles fósiles al año.

Conforme al modelo de gestión de Elecaustro, en el componente de Desarrollo Social y Territorial, Huascachaca ha invertido 3’950.000 dólares en el mejoramiento y pavimentación de vías de la parroquia San Sebastián de Yuluc, cantón Saraguro, Loja.

Se desarrollan los estudios para una nueva planta de tratamiento de agua potable; en tanto que en la parte productiva los programas de capacitación y proyectos agroproductivos, conjuntamente con el Gobierno Parroquial, se logra la ampliación del área agrícola así como la diversificación de las siembras (yuca, camote, jamaica, mango, sidra, naranja, limón, entre otras), para complementar la producción de cebolla. Estas actividades han logrado el retorno de las abejas.

Un elemento más, y generador de economía. Desde ya se está configurando un proyecto turístico, bajo la denominación de Ruta del Viento, éste permitirá visitas guiadas al Parque Eólico y recorridos por las granjas agroecológicas donde los visitantes podrán comprar directamente los productos, beneficiando a las familias de la localidad.

La totalidad del proyecto eólico representa una inversión de 90 millones de dólares, 30 menos que la estimada en principio, lo cual es un ahorro significativo para la empresa y para el Estado, de acuerdo a Antonio Borrero, gerente de Elecaustro.

El tiempo de vida útil del Parque Eólico está estimado para 20 años, la recuperación de la inversión en 10 años, mientras tanto, ya se realizan conversaciones respecto el uso de las instalaciones luego de la culminación de la vida útil, seguramente habrá nuevas tecnologías que permitan alargar el servicio o generar alternativas, por lo pronto se avanza en los estudios para la implementación en el sitio de un sistema fotovoltaico que aproveche la luz solar.

Como se ve, el viento está llegando a San Sebastián de Yuluc con primicias de progreso y bienestar, las comunidades de la zona observan con abierta gratitud y optimismo las obras en marcha y se involucran en lo que pueden para fortalecer el proyecto. El reconocimiento a su gestor, el gerente Antonio Borrero, es generalizado.

Sin embargo, como muchas veces ocurre en estos procesos, en la otra orilla se ubica un grupo de personas que ha hecho lo imposible por parar las obras argumentando presuntas irregularidades en una parte de los contratos suscritos por Elecaustro, y en última instancia ha intentado desatar un vendaval político para cesar al gerente de la empresa.

Se trata del Consorcio Noroccidental Atlas que perdió el concurso para manejo en puerto y transporte de los equipos hasta Huscachaca. El concurso lo ganó Dongfang Electric Ecuador, empresa que a su vez contrató al consorcio Santa Fe-Transportes Montejo Huascachaca, creado por Santa Fe-Transportes Montejo, de Colombia, que trabajó para la central eólica Villonaco.

Frente a ello, el Consorcio Noroccidental Atlas presentó una acción de amparo constitucional para parar el proyecto, el juez les negó, apelaron y perdieron en la Corte Provincialdel Azuay; acudieron ante la Asamblea Nacional, la Procuraduría, Contraloría, Sercop, Aduanas, lograron parar cinco meses la grúa argumentando que ingresó al país sin permiso, y ahora mantienen una campaña de desprestigio en las redes sociales, deploró Borrero.

Sé el primero en comentar en «El viento genera energía y bienestar en San Sebastián de Yuluc (VIDEO)»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*