El Gobierno de Ecuador promete medidas si hubiera policías implicados en el femicidio de la abogada

Gráfica ilustrativa tomada de Facebook.

El ministro del Interior de Ecuador, Juan Zapata, ratificó que serán desvinculados los policías de «cualquier jerarquía» que resulten implicados en el femicidio de la abogada María Belén Bernal, ocurrido en septiembre pasado en la Escuela Superior de Policía, difundió la agencia Sputnik este martes 4 de octubre.

«Si algún nombre en cualquier jerarquía sale, inmediatamente nosotros damos trámite a esa disponibilidad», afirmó el titular en entrevista con Radio Sonorama.

El ministro responde de ese modo a las críticas suscitadas, luego que el 3 de octubre apareciera en una reunión con el alto mando policial, acompañado de los generales Freddy Goyes y Giovanni Ponce, cuya desvinculación de la institución policial había solicitado el pasado día 23 el presidente, Guillermo Lasso.

Ello fue interpretado como un espaldarazo del ministro Zapata a los dos generales, pese a que la disposición del mandatario había sido otra, en medio de cuestionamientos a la institución policial por el crimen de Bernal e irregularidades que habrían facilitado la fuga del principal sospechoso.

Por otra parte, se esperaba que el fin de semana último el presidente Lasso informara su decisión respecto a la eventual salida del cargo del comandante general de la Policía Nacional, Fausto Salinas, luego que no se cumpliera el plazo de una semana concedido para ubicar a Cáceres.

En declaraciones a medios locales el fin de semana pasado, el ministro Zapata manifestó que conversaría con el presidente Lasso al respecto y defendió al jefe policial nacional al señalar que había realizado un buen trabajo en el cargo.

Los primeros informes sobre el femicidio de la abogada apuntan a que ella tuvo una discusión en la escuela policial con su esposo, el teniente de policía Germán Cáceres, ahora prófugo de la justicia, y pese a que ella pidió auxilio durante 20 minutos, no fue socorrida.

El cuerpo de la abogada fue localizado en un cerro aledaño a la Escuela Superior de Policía 10 días después de su desaparición y, según la autopsia, su deceso ocurrió por estrangulamiento y asfixia.

Sé el primero en comentar en «El Gobierno de Ecuador promete medidas si hubiera policías implicados en el femicidio de la abogada»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*