El descubrimiento de una Biblia de 1.500 años pone en apuros a El Vaticano: ésta señala que Jesús no fue crucificado

La biblia se encuentra en el Museo de Ankara, Turquía. (Foto El Ciudadano).

La noticia de la Biblia descubierta, de más de 1500 años,  ha recorrido el mundo de una manera sorprendente.

El descubrimiento de una biblia de hace 1.500 años, que ahora se encuentra en el Museo de Ankara, Turquía, podría sacudir los cimientos de la Iglesia Católica y otros credos cristianos dado que el Evangelio de Bernabé, contenido en sus páginas, contradice la resurrección de Jesucristo que es el fundamento de la cristiandad.

Se estima que esta biblia fue encontrada en el año 2000 y que al parecer se mantuvo en secreto todos estos años; la biblia fue escrita en cuero tratado y en un dialecto del arameo, idioma que se supone hablaba Jesucristo, publicó recientemente el periódico digital El Ciudadano.

Según el Evangelio de Bernabé, Jesús no habría sido quien murió crucificado, sino Judas Iscariote, contradiciendo la resurrección que surge de los Evangelios Vaticanos.

Por el pasar de los años, algunas de sus páginas se han tornado oscuras, muchas de ellas de color negro.

Lo más sorprendente que revela esta biblia es que Jesús, era solo un profeta, que no fue crucificado, ni era hijo de Dios, lo que cambia completamente la historia que conocemos o que nos han hecho creer, escribe el medio.

Otro acontecimiento sorprendente, según el libro, es el anuncio que el profeta Jesús dio sobre la venida del profeta Muhammad, quien 700 años después fundaría el Islam. Además, en esta biblia se encuentran evangelios perdidos como los llamados del Mar Muerto y el Evangelio según Bernabé, quien era conocido como “El Apóstol de la alegría” gracias a su ánimo. Oiginalmente llamado José, los apóstoles lo cambiaron por el de Bernabé que significa Hijo de la exhortación. Expertos que han evaluado el libro aseguran que es original.

Lo más curioso es la preocupación que ha demostrado El Vaticano desde el descubrimiento de esta nueva biblia, tanto así que sus representantes pidieron a las autoridades turcas la inspección del libro por parte de expertos de la Iglesia Católica.

Muchos afirman que la Iglesia Católica realizó una selección de los Evangelios que formarían la Biblia, suprimiendo varios parajes y partes interesantes. Según se especula, habían muchos más Evangelios de varios apóstoles, entre los cuales están el de  Bernabé y los del Mar Muerto.

Ahora se ha desatado una gran polémica, generando muchas dudas sobre qué hemos creído todo este tiempo. Las Iglesias Católicas y Cristianas guardan muchos más secretos, sostiene la publicación.

Sé el primero en comentar en «El descubrimiento de una Biblia de 1.500 años pone en apuros a El Vaticano: ésta señala que Jesús no fue crucificado»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*