El anuncio del presidente Guillermo Lasso desató una violenta emboscada contra los movimientos sociales

Foto tomada de Facebook.

En una bien planificada emboscada, tras la intervención del presidente Guillermo Lasso en cadena nacional anunciando el uso progresivo de la fuerza, los grupos policiales ejecutaron una violenta represión contra los indígenas y miembros de varias organizaciones concentrados en la Casa de la Cultura, parque El Arbolito y lugares adyacentes, tratando de desalojarlos.

Los numerosos videos publicados en las redes sociales daban cuenta de la “brutalidad” desatada por los agentes del orden mientras mensajes de audio advertían que desde un helicóptero los policías lanzaban granadas de gases lacrimógenos contra los predios de la Universidad Central.

Por estas acciones violentas varios analistas y líderes sociales empezaron a hablar de un “genocidio en marcha” por parte del Estado, “delito” del que sus mentores y ejecutores no podrán escapar pues es imprescriptible.

Por el lado político, el presidente de la Asamblea Nacional, Virgilio Saquicela, convocó al Pleno a sesionar este sábado 25 de junio a las 18h00 para “Conocer y resolver acerca de la destitución del Presidente Constitucional de la República.

“Lasso dictador”

En este marco, el analista internacional Secil de León, entrevistado por la cadena Hispan TV, sostuvo que “el presidente ecuatoriano está ejerciendo la dictadura por desatender los reclamos del pueblo y tratar a los manifestantes como delincuentes”.

“Tratar a los manifestantes que están en su derecho absoluto de libertad de expresión y, en todo caso, exigir el cumplimiento de respetos a sus derechos civiles y políticos, tratar como delincuentes a los manifestantes se trata todo de un dictador, de una política dictatorial que lo que busca es defender al poder en sí mismo y no como un medio para atender a las necesidades de la población”, expresó de León.

El experto criticó al Ejecutivo del presidente Guillermo Lasso por no representar a toda la población, y “gobernar solo para los intereses de un pequeño grupo que es la elite ecuatoriana”.

Quito, capital ecuatoriana, y muchas otras principales ciudades del país andino, son escenario de masivas protestas y movilizaciones desde el pasado 13 de junio, cuando la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) convocó a un paro nacional indefinido en protesta contra las políticas neoliberales de Lasso, que no han tenido ningún otro resultado que profundizar la pobreza y el alza de precios en Ecuador.

La respuesta del presidente derechista ha sido militarizar el país, sin atender los reclamos, y reprimir con violencia las manifestaciones. Ya hay al menos cuatro muertos, un desaparecido, 92 heridos y decenas otros detenidos, escribió Hispan TV.

1 comentario en «El anuncio del presidente Guillermo Lasso desató una violenta emboscada contra los movimientos sociales»

  1. Asi es distinguido amigo, estamos viviendo una dictadura

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*