Ecuador podría tener el primer Geoparque Mundial Unesco de la cuenca amazónica.

La Unesco y sus expertos visitarán el territorio geoparque para su evaluación final.

El Parque Nacional Sumaco Napo-Galeras, ubicado en la provincia de Napo, Ecuador; se ha convertido en aspirante a Geoparque Mundial de la Unesco, convirtiéndose en el primer candidato de la cuenca amazónica, conformada por Ecuador, Brasil, Venezuela, Perú, Colombia, Bolivia, Guyana y Surinam.

El equipo a cargo del geoparque ha trabajado desde el año 2015, con el apoyo de la Universidad Regional Amazónica Ikiam, en procesos de geobiodiversidad, geoturismo y educación, mediante investigación, fortalecimiento cultural y conservación ambiental, lo que ha llevado a la aceptación internacional de su candidatura.

Un geoparque es un territorio con sitios geológicos cuyas características son únicas a nivel mundial y en el que toman valor, además de la geología, los diversos patrimonios como el cultural, el biológico y el gastronómico, entre otros.

Lo que hace especial a este geoparque es que en su área aproximada de 1.800 Km2, se encuentran 68 comunidades que interactúan con los paisajes, cavernas, ríos, cascadas, cerros y volcanes.

Los procesos geodinámicos han formado estos paisajes que, junto a las rocas, constituyen la geodiversidad del geoparque, cuyo principal valor geológico es el volcán Sumaco, geositio de interés vulcanológico y biológico.

La idea de trabajar en la propuesta de un geoparque nació a partir de un proceso educativo e investigativo realizado por Ikiam en las cavernas de la provincia de Napo, la cual, en el territorio geoparque, cuenta con 34 cavernas aptas para desarrollar actividades turísticas.

Este proceso investigativo fue el punto de partida para conocer y reconocer la geodiversidad y el patrimonio geológico de Napo, llegando ahora a presentar la candidatura junto con el Gobierno Autónomo Descentralizado Provincial de Napo. La Unesco y sus expertos visitarán el territorio geoparque para su evaluación final.

Estefanía Cabascango, colaboradora del equipo geoparque y estudiante de la carrera de Ingeniería en Geociencias de Ikiam, mencionó que una de las aristas fundamentales para el desarrollo de un geoparque es la educación, “la cual ha sido fundamental para el proceso de difusión y empoderamiento de quienes habitan el territorio. Por lo que el trabajo se ha focalizado en la enseñanza de contenidos ligados a los geoparques, inicialmente a los guías locales “Pushak Runa” y posteriormente en unidades educativas de Tena y Archidona llegando a aproximadamente 800 niños, niñas y jóvenes”.

Por su parte, Diana Astudillo, docente investigadora de Ikiam y parte del equipo geoparque, indicó que “el aspirante Unesco ha venido trabajando bajo un esquema de diálogo de saberes, en donde se conjuga la información académica con el conocimiento tradicional. Además, considerándose los enfoques de género e interculturalidad”.

Marco Simabaña, director del proyecto comentó “recorrer el geoparque es disfrutar de los diversos rasgos geológicos conjugados con la belleza de la flora y fauna amazónica. Conectarse con la gente de las comunidades y adentrarse en actividades de índole espiritual en las que los saberes ancestrales se integran con la gastronomía típica amazónica, lo cual atrae a propios y extraños”.

El trabajo de un geoparque es mancomunado, por lo que el Geoparque Napo Sumaco es respaldado intensamente por la Universidad Regional Amazónica Ikiam, la Universidad de Guayaquil, el Gobierno Autónomo Descentralizado del Napo, la Fundación Maquita y Fundación Geoparque Napo Sumaco. También se ha recibido el apoyo de las siguientes entidades como: Gobierno Autónomo Descentralizado del Tena, Gobierno Autónomo Descentralizado de Archidona, Ministerio de Turismo, Ministerio de Medio Ambiente, Oficina de UNESCO en Quito, Comisión Nacional Ecuatoriana de Cooperación con UNESCO, Instituto Nacional de Investigación Geológico y Energético IIGE, Comité Ecuatoriano de Geoparques, Red Mundial de Geoparques, Red de Geoparques de América Latina y El Caribe y la Sociedad Científica Ecuatoriana de Espeleología (ECUCAVE),  y las redes de emprendimientos y turismo comunitario de Napo.

También se cuenta con el apoyo de los otros geoparques de Ecuador, como son: Geoparque Mundial de la UNESCO Imbabura, proyecto Geoparque Tungurahua, proyecto Geoparque Península de Santa Elena y otras propuestas que están naciendo. Además, el Geoparque Napo Sumaco es miembro fundador del Comité Ecuatoriano de Geoparques.

Esta aceptación es un reconocimiento a la enorme diversidad geológica, biodiversidad y diversidad cultural de este geoparque y de la provincia de Napo.

Sé el primero en comentar en «Ecuador podría tener el primer Geoparque Mundial Unesco de la cuenca amazónica.»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*