Ecuador es una nave sin timón en la marea del coronavirus

Mujeres cerca del cadáver de un hombre en la acera, durante el brote de coronavirus en Guayaquil, Ecuador, 30 de marzo de 2020. (Foto tomada de RT).

 

El drama en las calles de Guayaquil, el epicentro del coronavirus en Ecuador, desbordó cualquier libreto cinematográfico o el más conservador pronóstico real, dejando al descubierto la enorme ineficiencia del gobierno del presidente Lenin Moreno para enfrentar la crisis.

Voceros del régimen han hecho lo imposible para desvirtuar, a través de los medios de comunicación tradicionales, las terribles imágenes que circulan en las redes sociales y en las publicaciones de las agencias de noticias y medios internacionales, bajo el argumento de que se trata de fake news (noticias falsas) elaboradas por enemigos políticos del gobierno para desprestigiarlo.

Sin embargo las evidencias han pesado más que los intentos desesperados por ocultar una realidad, hasta el punto de que el titular de Banecuador y líder de la Fuerza de Tarea Conjunta para el retiro de fallecidos, Jorge Wated, reconoció la falla del gobierno y pidió disculpas por los errores cometidos. Ahora se cuenta con un sistema que retirará cadáveres de forma oportuna, aseveró y ofreció sus condolencias a los familiares.

En esta misma perspectiva el Gobierno Nacional pronosticó este miércoles que el estimado de fallecidos en Guayas por coronavirus, en los próximos meses, podría estar entre las 2.500 y 3.500 personas.

Las redes sociales reventaron hoy con la etiqueta #SOSEcuador considerando que por poco se trata ya de una “guerra perdida” dado que el presidente Moreno prácticamente ha abandonado el cargo y el país marcha a la deriva. Las críticas se multiplican por cuanto el presidente trata de gobernar solo mediante comunicados.

Las dramáticas imágenes dejan ver en las calles, aceras, esquinas e interiores de domicilios los cadáveres de personas víctimas de la pandemia o de alguna otra causa.

 

Ante la impotencia reinante, la población está recurriendo a la oración que es una potente fuente de esperanza de que pronto se calme la tormenta.

 

Por otro lado, la falta de liderazgo de la ministra de Gobierno, María Paula Romo, provocó este miércoles el retiro de la Policía del cantón Baños, provincia de Tungurahua, dejando sin protección a la ciudadanía.

 

Por esa misma falta de liderazgo los medios internacionales requieren respuestas urgentes pero no de “intermediarios” sino del propio presidente Lenin Moreno.

Además varios presidentes y líderes internacionales ponen a Ecuador como el peor ejemplo de lo que no se debe hacer.

A todo esto se suma el hecho de que las casas de salud están colapsando por la falta de equipamiento, insumos y sobre todo de personal médico, toda vez que meses atrás, en el proceso de reducción del gasto público, el gobierno de Moreno despidió a centenares de médicos, personal de apoyo y trabajadores de la salud.

Es más el mismo presidente se vanagloriaba en julio de 2018 por desentenderse de la nueva infraestructura hospitalaria por cuanto no hay la suficiente capacidad administrativa para poner en marcha esas unidades y además porque los “pacientes se escapan”.

Como cereza del pastel, la Fiscalía efectúa en estos día las investigaciones en torno al Caso Mascarillas para establecer las responsabilidades en la abortada compra de de insumos médicos, con sobreprecio, en un grave intento de perjuicio económico al IESS y sus afilidos.

Actualización de casos

El Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias del Ecuador (SNGRE) sumó la tarde de este miércoles 1 de abril  5 muertes más por la pandemia del coronavirus, elevando la cifra de fallecidos a 98, mientras que el número de infectados subió a 2.758.

Guayas sigue siendo la provincia con mayor número de casos de coronavirus, con 1941 infectados, el 70,4 % de la cifra nacional.

 

Sé el primero en comentar en «Ecuador es una nave sin timón en la marea del coronavirus»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*