Dos personas con prisión preventiva por posesión y transporte de precursor químico.

La sanción es pena privativa de libertad de cinco a siete años.

Por pedido de la Fiscalía, el juez Fabián Romo dictó orden de prisión preventiva para Ángel Nicanor V. y su hijo Ángel Cristian V., por su presunta participación en la posesión y transporte de 8 toneladas y 775 kilos de bicarbonato de sodio, considerado un precursor químico que es utilizado para la elaboración de sustancias estupefacientes y psicotrópicas.

El fiscal Geovanny Lema informó que tras labores de inteligencia, la tarde del sábado 23 de febrero, agentes de la Unidad Antinarcóticos del Azuay retuvieron en el centro histórico de Cuenca a un vehículo tipo camioneta, en el que eran trasladados 40 sacos de 25 kilos de bicarbonato de sodio, los mismos que estaban camuflados entre sacos de harina.

Minutos más tarde se allanó el domicilio de los procesados, ubicado en el sector Las Peñas, lugar donde se incautaron otros 311 sacos de 25 kilos de bicarbonato de sodio.

En la audiencia de formulación de cargos, el fiscal Lema presentó como elementos de convicción: el acta de pesaje de la sustancia, versiones de los agentes de Policía y el informe de la prueba de identificación preliminar homologada, que dio como positivo para bicarbonato de sodio.

Dato:

Ángel Nicanor V. y Ángel Cristian V. fueron procesados con base artículo 220 del Código Orgánico Integral penal (COIP) que sanciona el delito de tráfico ilícito de sustancias catalogadas sujetas a fiscalización, y en su numeral 2 establece que la persona que tenga, distribuya o en general efectúe el tráfico ilícito de precursores químicos o sustancias químicas, destinadas a para la elaboración ilícita de sustancias estupefacientes y psicotrópicas, será sancionada con pena privativa de libertad de cinco a siete años.

Sé el primero en comentar en «Dos personas con prisión preventiva por posesión y transporte de precursor químico.»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*