Disminuyen las llamadas de mal uso al 911 durante emergencia sanitaria.

El Servicio Integrado de Seguridad ECU 911 recuerda a la ciudadanía que la línea 9-1-1 es exclusivamente para atención de emergencias

Durante la emergencia sanitaria en Ecuador, es decir desde marzo hasta junio de 2020, las llamadas de mal uso a la línea única de emergencias 9-1-1, han disminuido en un 4,35% en comparación con el mismo período de tiempo del año anterior en las provincias de Azuay y Cañar.

En los meses de enero y febrero de 2020, antes de que el país entre en la fase de emergencia sanitaria, el ECU 911 Austro registró un 60,03% de llamadas de buen uso mostrando un incremento del 11% y un 39,97% de mal uso reflejando un decremento del -13,18%. Si se compara con cifras del año anterior, durante los dos primeros meses del 2019, se generó un balance de llamadas de buen uso del 53,96% y de mal uso del 46,04%.

Desde marzo hasta el 24 de junio de 2020, los valores nos muestran que las llamadas de buen uso ocupan el 60,18% lo que indica que ha existido un incremento del 3% en comparación con el 58,37% de comunicaciones de este tipo durante el mismo período del año 2019.

En cuanto a las llamadas de mal uso, se puede ver que durante los meses de emergencia sanitaria en este 2020, el 39,82% corresponden a este rubro en este lapso de tiempo. Si se compara esta cifra con los meses de marzo, abril, mayo y junio del 2019 en los que el porcentaje fue del 41,53% se puede inferir que ha existido un decremento del -4,35%.

Las llamadas de mal uso al 9-1-1 se pueden categorizar en: presuntas llamadas falsas, llamadas sin interlocutor, llamadas de consulta, llamadas de mal uso del servicio y llamadas de felicitación, inconformidad y/o broma.

Hay que aclarar que no todas las llamadas de mal uso son llamadas falsas ya que para ser categorizadas como tal, debe generarse una alerta que active despacho de recursos que se movilizan a lugares donde no existen emergencias reales y por lo tanto se genera una utilización innecesaria de recursos destinados a atender casos emergentes reales. Esto produce sanciones para el ciudadano que van desde la suspensión de la línea hasta la privación de la libertad de acuerdo a la gravedad de estas alertas falsas.

El Servicio Integrado de Seguridad ECU 911 recuerda a la ciudadanía que la línea 9-1-1 es exclusivamente para atención de emergencias y que al hacer un uso incorrecto se desperdician recursos que sirven para brindar atención de primera respuesta a emergencias reales.

Sé el primero en comentar en «Disminuyen las llamadas de mal uso al 911 durante emergencia sanitaria.»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*