Detienen al expresidente de Ecuador Abdalá Bucaram por un caso de delincuencia organizada

Abdalá Bucaram, expresodemte de Ecuador. (Fto tomada de RT).

La Fiscalía de Ecuador también ha señalado al hijo del exmandatario de estar relacionado con el homicidio de un israelí y la venta de medicamentos con sobreprecio.

 

El expresidente de Ecuador Abdalá Bucaram Ortiz fue detenido la madrugada de este miércoles 12 de agosto en su domicilio en la ciudad de Guayaquil, por su presunta relación con el asesinato de un israelí dentro de la cárcel y la venta de insumos médicos en los hospitales con sobreprecio, publicó la cadena RT.

En los allanamientos simultáneos que hizo la Fiscalía ecuatoriana en las provincias de Pichincha y Guayas, se encontraron indicios “como uniformes, documentación, dispositivos electrónicos y celulares, que serán sometidos a las respectivas pericias”.

La detención de Bucaram estaría relacionada con el homicidio del ciudadano israelí Shy Dahan y la agresión al israelí-australiano Oren Sheinman, el pasado sábado, en la Penitenciaría del Litoral, quienes estaban detenidos por su relación con el comercio ilegal de medicinas.

¿Qué ocurrió?

Dahan fue atacado con un objeto contundente que le produjo la muerte por lesiones en el cráneo y Sheinman se encuentra internado en el hospital de Guayaquil bajo custodia policial.

Según la “versión libre y voluntaria” que brindó Sheinman a las autoridades tras el ataque, uno de los guardias se le había acercado dentro del penal y le había dicho que Bucaram le mandaba saludos. Aunque, también confesó que hubo amenazas directas por parte del exmandatario y su hijo mayor, Jacobo Bucaram Pulley.

“Los últimos dos días hubo varias llamadas y mensajes de Jacobo Bucaram y Abdalá Bucaram, que si hablamos y mostramos evidencias nos van a matar, al igual que a nuestra familia, no importa que vivan en otro mundo, hubo muchas llamadas y mensajes”, confesó Sheinman.

Además, el fin de semana, tras la difusión de unos audios, trascendió que el expresidente sostuvo una conversación con Dahan, donde le decía que él tenía influencias en el área judicial y que lo sacaría de ahí. Al dar una rueda de prensa sobre estas polémicas afirmaciones, dijo que sus palabras habían sido parte de su “defensa técnica”.

Antes del ataque, Sheinman y Dahan habrían informado a la Fiscalía sobre las supuestas amenazas que habían recibido.

El negocio de las medicinas

Los extranjeros fueron detenidos en junio pasado en la provincia de Santa Elena, en la región Costa, con 300.000 dólares en efectivo.

Según el testimonio que brindaron a la Fiscalía, ellos vendieron medicamentos e insumos médicos, que incluían pruebas para detectar Covid-19, mediante transacciones ilegales, a Bucaram Pulley. Medicinas que serían vendidas a hospitales de Guayaquil, con sobreprecio, en plena emergencia sanitaria por la pandemia del nuevo coronavirus.

El expresidente minimizó el señalamiento contra su familiar y dijo que fue “una simple compraventa donde no hay ningún delito”. “Todo el mundo vende aquí, vaya ahorita aquí y compre naranjas, ¿cuál es el crimen?”, manifestó.

El entramado no solo involucra a Jacobo, sino a sus hermanos Michel y Abdalá (Dalo), sobre quienes pesa una orden de prisión preventiva, que aún no se ha cumplido, puesto que algunos de los involucrados están fuera del país.

Además, en este caso están implicados tres funcionarios de la Agencia Metropolitana de Tránsito (ATM) de Quito, “contra quienes se inició una investigación en mayo de 2020, por la presunta relación con los israelíes detenidos”, según la Fiscalía.

Con la aprehensión de este miércoles, se abre un tercer proceso contra el exmandatario —quien gobernó el país menos de seis meses, del 10 de agosto de 1996 al 6 de febrero de 1997—, pues ya estaba siendo procesado por tráfico de bienes patrimoniales y por portar ilegalmente armas. Desde el 20 de julio, debido a los dos casos anteriores, Bucaram porta un grillete electrónico en su tobillo izquierdo.

Sé el primero en comentar en «Detienen al expresidente de Ecuador Abdalá Bucaram por un caso de delincuencia organizada»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*