Cuenca podría ser declarada en emergencia sanitaria.

Descuido ciudadano se evidencia en el reguero de basura en el centro de la ciudad.

La Empresa de Aseo de Cuenca, EMAC, desde hace dos días atrás, a través de distintos comunicados informó sobre la suspensión de la recolección de desechos sólidos en el área urbana y rural de Cuenca.

En el comunicado la empresa señaló que debido a los cierres viales, los vehículos de recolección no pueden ingresar a la planta de Pichacay,  por lo tanto se suspende el servicio.

El llamado fue a que la ciudadanía no sacara los deshechos, que en ciertos sectores se hizo caso omiso al llamado, divisandoce desperdicios regados tanto en las afueras de la ciudad como en el centro histórico, hecho que se agrava al no contarse aún con las garantías para que se pueda reanudar el servicio.

Juan Ordóñez, gerente de la EMAC, afirma que de continuar esta situación de descuido ciudadano y el no poder recorrer con los vehículos recolectores por el cierre al paso vehicular que les impide llegar al relleno sanitario de Pichacay, no solo que se restringe la recolección, si no que se verían abocados hacer un llamado para que se “declare a la ciudad en emergencia sanitaria”.

“Esto es solo una posibilidad, pues estamos agotando los últimos esfuerzos para que la situación se regule”, dijo el funcionario, haciendo un llamado y solicitando el apoyo de todas los ciudadanos a evitar inconvenientes que afecten el desarrollo de las actividades diarias.

Sé el primero en comentar en «Cuenca podría ser declarada en emergencia sanitaria.»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*