Cuenca inicia una nueva normalidad en alerta amarilla

Ciudadanos caminan por el centro de Cuenca este lunes 25 de mayo.

 

Entre temores, dudas, buenos augurios y apoyos positivos, este lunes 25 de mayo Cuenca empezó a desenvolver sus actividades en la normalidad condicionada por el sistema semafórico en amarillo, lo que implica restricciones menos drásticas en el combate al Covid-19.

El movimiento de la ciudad recobró su ritmo casi habitual con la reapertura de locales comerciales de todo tipo; dependencias principales y sucursales del sistema financiero; industrias, fábricas, talleres artesanales, y otras diferentes actividades orientadas a reactivar la economía.

En realidad este movimiento ha venido en crecimiento en las dos últimas semanas pese a estar con el semáforo en rojo y ello se explica por la necesidad de tener algo de ingresos económicos para enfrentar las crisis.

En forma paralela, en ese periodo las autoridades municipales mantuvieron una serie de coordinaciones con los sectores productivos para reiniciar la actividad laboral con protocolos que garanticen la salud y la vida del personal y sus familias. Buena parte de la fuerza industrial y comercial se reactivó este lunes en el marco de esos protocolos.

Con el semáforo en amarillo el toque de queda se reduce al periodo comprendido entre las 21h00 y las 05h00 del día siguiente.

La autorización para la circulación de vehículos particulares se incrementa en un día, dependiendo del dígito final de la serie de placa. El domingo está prohibida la circulación de automotores.

También hay que señalar que sigue la prohibición para varios negocios y locales, sobre todo los destinados a los encuentros sociales y a la diversión, por el extremo riesgo que ello representa.

Pasajeros suben al tranvía

Una de las actividades que más expectativas generó fue el inicio de las pruebas del sistema tranviario con pasajeros. Desde este lunes, y durante 60 días, las unidades recorrerán la ruta entre las 06h00 y las 20h00. Hoy la respuesta de los usuarios fue positiva.

Martín Álvarez dijo sentirse gustoso de transportarse en un sistema cómodo, silencioso, rápido y seguro. Viajaba desde el centro de la ciudad hasta el sector de la Feria Libre.

Sin embargo, otros ciudadanos observaron con preocupación el traslado de una gran cantidad de pasajeros al interior de las unidades. Ello no garantiza el aislamiento social y representa riesgos de contagio, dijeron.

Por el momento el tranvía funciona hasta con 60 pasajeros por unidad.

Respecto al servicio de buses urbanos, continuaban las conversaciones con la Cámara de Transporte para llegar a los mejores acuerdos.

Conjuntamente con el cantón Cuenca, este lunes también iniciaron sus actividades en amarillo, nueve de los quince cantones que integran la provincial del Azuay.

Sé el primero en comentar en «Cuenca inicia una nueva normalidad en alerta amarilla»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*