¿Cuánto gastó EEUU para realizar el golpe de Estado en Ucrania?

Gráfica ilustrativa tomada de Sputnik.

El senador ruso Andréi Klimov explicó por qué Rusia decidió lanzar la operación militar especial y reveló que EEUU pagó a diputados ucranianos para permitir el golpe de Estado de 2014 conocido como Euromaidán.

El político citado por la agencia Sputnik afirmó que la preocupación de Moscú por las actividades antirrusas en Ucrania «no comenzó hoy, ni ayer, sino en 2008», cuando la Unión Europea (UE) lanzó su programa de asociación con los países del este.

«En su momento, Rusia expresó su preocupación por este programa y advertimos que podría provocar el estallido de una guerra civil en Ucrania. Respetamos el derecho de nuestros vecinos a entrar en esta asociación, pero también teníamos derecho a expresarnos», reveló Klimov, el senador y vicepresidente de la Comisión de Asuntos Exteriores del Consejo de la Duma Estatal, el Parlamento ruso.

El programa de la UE, puesto en marcha por iniciativa de los Ministerios de Asuntos Exteriores de Polonia y Suecia, abarca países como Armenia, Azerbaiyán, Bielorrusia, Georgia, Moldavia y Ucrania.

El senador puso de relieve que, posteriormente, los gobiernos ucranianos moderados llevaron a cabo políticas que equilibraron las relaciones con Moscú y la UE. A partir de 2012, iniciativas como la formación de la Unión Económica Euroasiática (UEE) despertaron el interés de Kiev.

«La UEE fue una iniciativa del Gobierno kazajo que contó con el apoyo de Rusia. Pero la doctrina del entonces presidente [estadounidense] demócrata, Barack Obama, era impedir a cualquier precio que Ucrania se uniera a ese proyecto», recordó Klimov.

El político subrayó que Estados Unidos pasó a invertir enormes recursos para aumentar su influencia política en Ucrania. Las cifras oficiales de EEUU apuntan a un gasto de al menos 4.000 millones de dólares «no para la construcción de universidades o infraestructuras, sino para lograr sus objetivos políticos», según Klimov.

«Cuando estallaron las protestas en Maidán, Estados Unidos ya llevaba seis años preparando el terreno en el país. Y nuestra comisión tiene varias pruebas sobre los métodos utilizados para que esto prospere», dijo el senador.

Según Klimov, el Comité de Asuntos Exteriores de Rusia obtuvo datos que prueban que EEUU pasó fondos a miembros del legislativo ucraniano para asegurar el éxito del golpe que siguió a las protestas de la plaza Maidán en 2014.

«Tenemos datos que demuestran que en el momento álgido de los sucesos de Maidán, el barco estadounidense Hércules estaba atracado en la costa del país con una cantidad relevante de recursos que fueron distribuidos a los diputados ucranianos a través de la Embajada de Estados Unidos. Nuestros datos muestran que los diputados recibieron entre uno y tres millones de dólares. Así es como se hizo el Maidán», reveló el senador.

El político enfatizó que después de 2014, Ucrania vivió de facto una guerra civil, en la que los ciudadanos rusoparlantes del este enfrentaron contra los ciudadanos del oeste, aficionados a una alianza con EEUU y la UE.

Los líderes rusos y europeos han emprendido intentos de resolver el conflicto civil, incluida la firma de los Acuerdos de Minsk en 2014 y 2015. Sin embargo, el político lamentó que los sucesivos gobiernos ucranianos se hayan negado a aplicar los términos del tratado.

«En este contexto tenemos las declaraciones de [el presidente ucraniano Volodímir] Zelenski de que no cumpliría los acuerdos de Minsk y que Ucrania estaba considerando la posibilidad de adquirir armamento atómico. En ese momento, Rusia decidió defender su territorio y a sus aliados en las repúblicas de Donetsk y Lugansk», señaló el senador.

El futuro del este de Ucrania

En febrero de este año, Rusia reconoció la independencia de las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk, que para Moscú gozan del estatus de Estados nacionales. Sin embargo, los líderes de estas regiones han expresado su interés en organizar referendos para la eventual reunificación de estas regiones a Rusia. Regiones como Jersón y Zaporiyia también han expresado su interés en celebrar referendos similares.

El senador subrayó que cada territorio debe decidir de forma independiente su futuro estatus político: «No es Moscú quien definirá qué territorios se unirán a Rusia».

Sin embargo, las entidades federadas de Rusia se movilizan para reconstruir las regiones del este de Ucrania, reveló el político. A pesar de las intervenciones regionales, no está claro cuántos recursos tendría que invertir el Estado ruso para permitir la reunificación de estos territorios.

«Rusia ha estado invirtiendo recursos en la economía ucraniana incluso después de 2014, sin ninguna contrapartida política», dijo el senador a Sputnik. «Dimos gas prácticamente gratis […] y hasta hoy somos uno de los principales socios económicos de Ucrania».

Klimov afirmó que Rusia sigue suministrando gas natural y electricidad a los territorios ucranianos y señaló que la energía producida por la central nuclear de Zaporiyia está destinada a Kiev.

La central nuclear de Zaporiyia está bajo control ruso, pero es motivo de preocupación internacional por los frecuentes ataques de la artillería ucraniana.

«La planta está siendo atacada con sistemas de artillería estadounidenses. Consideramos que se trata de terrorismo nuclear por parte de los aliados de la OTAN  y del régimen de Kiev», declaró Klimov.

El senador informó de que Rusia está esperando la visita de expertos del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) para evitar un escenario de «segunda Fukushima o Chernóbil» en la región, «pero hasta ahora no han venido».

Sé el primero en comentar en «¿Cuánto gastó EEUU para realizar el golpe de Estado en Ucrania?»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*