Corrigen malformación pulmonar congénita en recién nacido

Dos enfermeras controlan la evolución de la salud del recién nacido.

Luego de 68 días de permanecer en el Hospital Vicente Corral Moscoso, un recién nacido diagnosticado con Enfisema Lobar Congénito (ELC) fue dado de alta, una vez que el equipo de profesionales realizó el tratamiento y una cirugía compleja para solucionar su problema.

El enfisema lobar congénito es una rara malformación congénita del pulmón que ocurre en uno de cada 20.000 a 30.000 recién nacidos; consiste que una parte del pulmón crece mucho y comprime el resto del tejido pulmonar y el corazón, poniendo en peligro la vida del paciente. Se realizó la intervención quirúrgica para extraer el lóbulo pulmonar enfermo, el niño se mantuvo con ventilación artificial por 10 días, fue recuperándose cada día y ya se le dio el alta”, explicó el jefe de la Unidad de Cirugía Cardiotorácica Pediátrica, Luis Marcano.

Ahora el niño continuará con el control permanente de cirugía, neonatología y neumología pediátrica en el Centro de Salud de Gualalceo donde reside el menor con su familia.

Para la atención al menor y la intervención quirúrgica, intervino un equipo multidisciplinario integrado por las especialidades de cirugía cardiotorácica, neumología pediátrica, anestesiología, neonatología e imagenología; además del apoyo de los servicios del banco de sangre, laboratorio clínico y quirófano.

Tania, madre del niño, cuenta que dio a luz en el Hospital de Gualaceo, desde allí el niño fue trasladado al Hospital Vicente Corral Moscoso porque tenía problemas respiratorios.

“Desde que mi hijo vino al hospital la atención ha sido muy buena, los médicos me mantenían informada de la situación de mi niño y la necesidad de operarle, y me advirtieron de los riesgos de la cirugía, pero gracias a Dios y a los doctores mi hijo está vivo y ahora le llevo a mi casa, estoy muy feliz  y muy agradecida con el hospital porque me han ayudado a salvar la vida de mi hijo y en el aspecto económico, porque de dónde hubiese podido pagar su tratamiento si le llevaban a una clínica privada”, expresó la madre.

La cirugía, el tratamiento y la permanencia en neonatología, significaría un egreso económico de alrededor de 30.000 dólares para la familia en una institución de salud privada; sin embargo, el Ministerio de Salud Pública beneficia a sus usuarios con la gratuidad de sus servicios.

Sé el primero en comentar en «Corrigen malformación pulmonar congénita en recién nacido»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*