Contrastes grotescos en el aseo de la ciudad de Cuenca

Baños públicos abandonados en el sector del parque San Sebastián.

Mientras en las proximidades del puente Unidad Nacional y las oficinas de la Empresa Municipal de Aseo de Cuenca (Emac Ep) los trabajadores de la mencionada institución se esmeraban en el embellecimiento de una de las orillas del río Tomebamba, con el corte del césped, hacia el medio día de este viernes 3 de junio, a escasos metros, la basura regada al pie de un recolector, vacío para el colmo, en el redondel de la calle Bolívar y Av. Tres de de Noviembre, contrastaba con el esfuerzo de los obreros, y algo más grotesco aún, unas cuadras más al norte, gruesas muestras de excremento de perro afeaban una de las veredas de la calle Bolívar entre Miguel Heredia y Miguel Vélez.

Para rematar, caminando un poco más, en el sector del parque San Sebastián, nos encontramos con unos baños públicos que algún momento fueron remodelados pero que por su aspecto se entiende que están abandonados durante bastante tiempo. El piso lleno de plumas y excremento de aves, dan cuenta que las palomas se tomaron ese espacio, sin que nadie haya hecho algo para rescatar y limpiar el lugar.

Las insanas costumbres de muchos de botar la basura donde les da la gana y dejar sueltas a sus mascotas para que cumplan sus necesidades en la vía pública, es una afrenta a toda la ciudadanía que debería ser sancionada de manera ejemplar.

Aquí cabría quizás acciones de control más puntuales por parte de la Emac Ep para evitar imágenes grotescas en lugares cercanos a sus oficinas de atención a los usuarios. Respecto a los baños públicos abandonados en el sector del parque San Sebastián, hay que dejar en claro a qué institución lo corresponde el funcionamiento y mantenimiento de esos equipamientos para la corrección del problema,  hay que señalar también que en más de una ocasión los usuarios han expresado su descontento por el mal funcionamiento y las horas de apertura de las baterías sanitarias en diferentes sectores de la ciudad.

Sé el primero en comentar en «Contrastes grotescos en el aseo de la ciudad de Cuenca»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*