Compromiso unitario para defender sentido de pertenencia azuayo en Molleturo

Parte de los integrantes de la mesa directiva.

Se interpondrán acciones legales ante la Corte Constitucional, la Asamblea Nacional y en última instancia se trabajará por la convocatoria a una consulta popular.

El viernes de la semana anterior se efectuó en la comunidad La Suya, de la parroquia Molleturo, una histórica asamblea convocada por la prefecta Cecilia Méndez a la que asistieron los asambleístas azuayos de las diferentes tendencias políticas, el delegado del alcalde Pedro Palacios, concejales, miembros de la Comisión de Límites del Azuay, autoridades locales, líderes comunitarios, pobladores, quienes se comprometieron en unidad a lograr que se revise el acuerdo suscrito en 2015 por los prefectos Paúl Carrasco, de Azuay, y Jimmy Jairala, de Guayas, “quitando el sentido de pertenencia a 23 comunidades del Azuay.

Se interpondrán acciones legales ante la Corte Constitucional, la Asamblea Nacional y en última instancia se trabajará por la convocatoria a una consulta popular.

Aquí un resumen de las intervenciones de varios actores.

Juan Cristóbal Lloret, asambleísta

Hoy nos ven sentados a todos en la misma mesa, eso es importante para el Azuay, felicito la iniciativa de la señora prefecta. Más allá de las banderas políticas, de las ideologías, lo que interesa es servir a la gente, ver cómo logramos, por ejemplo, que el chocolate llegue en forma directa a los consumidores y mejor aún, que llegue a los mercados de Europa, Asia, Norteamérica.

Las necesidades son evidentes, vialidad, salud, educación; los jóvenes tienen expectativas enormes; las familias hacen causa común y eso nos debe motivar a todos, por eso estamos aquí, primero para comprometernos con ustedes a establecer las formas por las que las políticas públicas lleguen a beneficiar a todas las comunidades; a presionar que los recursos lleguen a la Prefectura, Municipios, Juntas Parroquiales.

El gobierno de Lenin Moreno se fue debiendo mil millones de dólares a los gobiernos seccionales, eso hay que continuar reclamando. El exministro de Finanzas, Richard Martínez, pagó por adelantado, en plena pandemia, las cuotas de la deuda externa que debían cancelarse en 2022, y Ecuador contabilizó más de 50.000 muertos en exceso.

Entonces es necesario presionar al gobierno del presidente Guillermo Lasso que cumpla con el pago de los recursos que le pertenecen a Azuay para la ejecución de las obras largamente esperadas.

Lamentablemente en mayo de 2015 el entonces prefecto Paúl Carrasco firmó un acuerdo con su similar del Guayas, Jimmy Jairala, “pero a espaldas del pueblo, o acaso sabían ustedes del contenido de ese acuerdo”.

Si bien el tema no es fácil, hay que iniciar una serie de acciones legales ante la Corte Constitucional y luego realizar el tratamiento correspondiente en la Asamblea Nacional para “defender el sentido de pertenencia” de las 23 comunidades molleturenses que quedaron en el limbo.

Marisol Peñaloza, cencejala de Cuenca

Hemos estado pendientes tanto de las necesidades comunitarias como del problema de límites y vemos con buenos ojos esta unidad a la que nos ha llamado la prefecta Cecilia Méndez.

Hemos recorrido y visitado estos sectores, ese es nuestro compromiso, realizar un trabajo articulado, mancomunado, en suma de esfuerzos, en la minga ancestral para lograr los mejores resultados en la producción, en el turismo comunitario y en tantas otras actividades.

Tarquino Orellana, asesor jurídico para el conflicto limítrofe

Más allá de un asunto de linderos, el problema de límites es un asunto social, cultural, productivo, es un tema de justicia, y en ese sentido hay que entenderlo como un problema del Azuay, de Cuenca, no solo de Molleturo, para abordarlo mediante un compromiso mutuo y acciones conjuntas ante las instancias jurídicas, políticas y territoriales.

No se trata de dividir más al Ecuador sino de respetarnos mutuamente y el respeto limítrofe es básico.

René Pozo, asesor de la asambleísta Diana Pesántez

Siempre es importante escuchar a la población, a cada uno de sus líderes para dar las respuestas oportunas y necesarias desde los organismos del Estado, desde las instancias de gobierno a las necesidades de salud, educación, vialidad, producción.

Vamos con el compromiso de seguir avanzando en los proyectos y en las propuestas encaminadas por las comunidades.

El monstruo de mil cabezas del centralismo actúa priorizando los intereses personales por sobre los intereses colectivos, allí se hace necesaria la unidad en todos los órdenes, sobre todo en los ámbitos más sensibles, como la vialidad, el acceso a la universidad, para destrabar las frenos al desarrollo.

Rodrigo Fajardo, asambleísta 

Es un problema que se acarrea desde 2015 sin reacción ni respuesta de las anteriores autoridades, por eso es necesario trabajar ahora en unidad por Molleturo.

Lógicamente no se va a poder solucionar todas las necesidades planteadas, sin embargo es necesario escuchar y plantear todos los mecanismo de acción posibles como es el compromiso de lucha contra el centralismo en Quito que concentra todos los recursos y deja al margen de la atención a provincias como Azuay.

Sé el primero en comentar en «Compromiso unitario para defender sentido de pertenencia azuayo en Molleturo»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*