Cerca de dos mil hondureños buscan llegar a EE.UU. para huir de la violencia y la pobreza en su país

En la ciudad de Chiquimula se da asistencia a centenares de hondureños integrantes de la caravana. (Foto Twitter Telesur)

En la ciudad de Chiquimula se da asistencia a centenares de hondureños integrantes de la caravana. (Foto Twitter Telesur)

Hombres, mujeres, niños, ancianos y personas con algún impedimento físico forman parte de los cerca de 2.000  hondureños que integran la caravana de migrantes que intenta llegar a Estados Unidos en busca de una vida mejor y huir de la violencia que no da tregua en su país.

Caminan bajo el sol o se suben en cualquier carro. La mayoría no lleva más que un equipaje ligero. Muchos no tienen suficiente dinero ni comida. Duermen en cualquier lugar. Sobreviven a la travesía con la ayuda solidaria que se les presenta en el camino, según los reportes de Prensa Libre y de la cadena Telesur.

Un adolescente llamado Jhonatan contó a Prensa Libre que huyó de Honduras porque teme por su vida. En San Pedro Sula una pandilla quería reclutarlo.

“A un amigo que crecimos desde chiquitos se lo llevó la mara y después él era el que me estaba obligando a que me uniera con ellos”, agregó.

Sergio Cáceres, quien hace la travesía en silla de ruedas, contó: “en Honduras el Gobierno no le da apoyo a uno, yo allá trabajaba, pero cuando tuve el accidente en mis piernas no me quedó otra que pedir dinero”.

Nery también avanza en la caravana en su silla de ruedas. Hace tres años en su intento por llegar a EE.UU. el tren denominado “La Bestia” lo arrolló y lo dejó sin piernas. Su deseo, al igual que todos, es huir de la violencia y la pobreza.

Trump amenaza

Cientos de migrantes hondureños cruzaron la frontera con Guatemala el lunes y este martes 16 de octubre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, advirtió a Honduras que cortará “con efecto inmediato” las ayudas al país centroamericano si Tegucigalpa no pone fin a la “gran caravana de personas que se dirige a EE.UU.”, señaló el portal Actualidad RT.

La expedición empezó a formarse el viernes pasado, con unas 160 personas que partieron de la ciudad de San Pedro Sula, uno de los lugares más peligrosos de Honduras. Decidieron viajar juntos para ser menos vulnerables a los asaltos y robos por América Central y México. En los días siguientes, cientos de personas más se unieron a la caravana, que ahora cuenta con al menos 1.600 personas, 2.000 según estimaciones de la Policía.

En la frontera, los migrantes se encontraron con un centenar de policías guatemaltecos, pero después de pasar varias horas detenidos, se les permitió continuar su viaje. Más tarde, el grupo fue parado por otros 250 agentes, que les pidieron volver a la frontera y pasar por el control de inmigración. La caravana se negó y más tarde se le permitió continuar.

La noche del lunes, las autoridades mexicanas advirtieron que los agentes tendrían que revisar cada caso de forma individual en la frontera y no permitirían entrar a las personas que no cumplieran los requisitos.

La caravana se formó un día después de que el vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, pidiera a los presidentes de Honduras, El Salvador y Guatemala convencer a sus ciudadanos para que se quedaran en casa y no pusieran a sus familias en riesgo emprendiendo un viaje hacia EE.UU.

Sé el primero en comentar en «Cerca de dos mil hondureños buscan llegar a EE.UU. para huir de la violencia y la pobreza en su país»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*