Cayó Pablo Celi, el “todopoderoso” del morenato y el trujillato

Pablo Celi, expresunto contralor subrogante, es acusado de presunta delincuencia organizada. (Foto Internet).

El pseudo contralor subrogante, Pablo Celi, preso en la cárcel 4, de Quito, desde el 14 de abril del año en curso, envió una carta de renuncia al Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (Cpccs), confirmaron fuentes de la institución la tarde de este lunes 5 de julio.

Celi, quien se apropió del cargo tras romper la notificación de su destitución ordenada por el entonces contralor Carlos Polit, está procesado, junto a otras 12 personas, en el caso Las Torres, acusado de dirigir una presunta organización Criminal desde la Contraloría General del Estado; recibir sobornos y disponer la destitución de varios funcionarios públicos por medio de chat.

En su carta de renuncia señala que tomó la decisión “en salvaguarda de la integridad de los procesos institucionales… ante condiciones que exceden mi capacidad de actuación, impuestas desde fuerzas interesadas en tomar el control de esta institución, que han buscado, con mi arbitraria e injusta detención, paralizar al organismo de control, bloqueando sus procesos, afectando a su institucionalidad y empujando al organismo a una situación de inestabilidad crítica”.

De acuerdo a la publicación de diario El Comercio, con la renuncia se viene un complejo proceso de sucesión en el cargo dado que la Contraloría podría quedarse en acefalía, si no se ratifica a Carlos Riofrio, quien según el departamento de Comunicación de la entidad fungiría como subrogante, pues tiene una acción de personal interna.

Sin embargo, según analistas y el mismo Cpccs, esa acción solo podría ser válida si el contralor lo hubiese nombrado directamente. Por esa razón, el Consejo de Participación realizó un exorto a la Asamblea que se apruebe una ley interpretativa para que la institución no se quede en acefalía.

Sé el primero en comentar en «Cayó Pablo Celi, el “todopoderoso” del morenato y el trujillato»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*