Bochornoso revés para boda que pretendía convertirse en “cuento de hadas”

Imagen ilustrativa vía Internet.

Lo que al principio apareció como una desbocada pretensión para hacer de la boda del empresario Juan David Borrero, hijo del vicepresidente de Ecuador, Alfredo Borrero, con la modelo estadounidense Jasmine Tookes, una especie de “cuento de hadas”, la tarde de este sábado 4 de septiembre, al parecer se revirtió en un bochornoso revés para la empresa organizadora del evento privado, y para los mismos novios.

O podría haber ocurrido que ante la avalancha de críticas por parte de numerosos y amplios sectores de ecuatorianos la cuerda se rompió por el lado más débil.

La plataforma digital La Historia hizo pública la lista de peticiones por parte de la planificadora de bodas (wedding planner), Carolina Muzo, al Municipio de Quito, incluyendo el desalojo de las personas indigentes de pórticos y sitios aledaños a la iglesia San Francisco, de Quito; el vallado de la plaza y cierre temporal de vías para dar seguridad a los invitados de alta importancia, entre ellos el presidente Guillermo Lasso.

Sin embargo, de acuerdo al diario digital Primicias, desde la Vicepresidencia, el equipo de comunicación de Alfredo Borrero aclaró que todos los requerimientos fueron realizados por Carolina Muzo “a título personal”. También indicaron que se trata de “un evento privado y personal de los novios“.

En horas de la tarde, la Secretaría de Comunicación deslindó responsabilidades sobre la realización del evento, y aseguró a Primicias que el presidente Guillermo Lasso no asistirá al acto porque está con agenda pública en Esmeraldas. Además, la entidad indicó en un comunicado que resultan inaceptables las peticiones de la organizadora Muzo, hechas a la Alcaldía.

Sé el primero en comentar en «Bochornoso revés para boda que pretendía convertirse en “cuento de hadas”»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*