Asambleísta azuayo pone alertas sobre la Ley de Fomento Productivo

Mientras al ciudadano de a pie le perdonan la multa, el recargo y el interés de la planilla de luz, agua, teléfono, o la multa de tránsito, a los grandes grupos económicos les perdonan millones de dólares, sostiene Juan Cristóbal Lloret,

Mientras al ciudadano de a pie le perdonan la multa, el recargo y el interés de la planilla de luz, agua, teléfono, o la multa de tránsito, a los grandes grupos económicos les perdonan millones de dólares, sostiene Juan Cristóbal Lloret.

Con la Ley de Fomento Productivo nuevamente se está beneficiando a los grupos económicos más poderosos del país mientras que el Estado se ve obligado a eliminar de un plumazo los 2.000 millones de dólares que es el déficit presupuestario del presente año, ¿con qué perjuicios? Es el análisis que realiza en diálogo con Portal Diverso el asambleísta azuayo Juan Cristóbal Lloret, uno de los pocos fieles que quedan del sector correísta.

Quisiéramos conocer su visión sobre la ley económica que ha recibido varios cuestionamientos de algunos asambleístas, básicamente de la bancada de Acuerdo Nacional, pero sin embargo de otros asambleístas ha recibido el espaldarazo, es decir que está muy bien y que esto reactivaría la producción a nivel del país.

Si ustedes revisan de donde salieron los votos para la aprobación de esta ley, precisamente es de los sectores de derecha, en alianza con algún sector que dice representar a la izquierda, Pachakutik, ID (Izquierda Democrática) y con los votos del morenismo. Se aprobó con las justas, con 73 votos, 3 más de lo necesario.

Por qué se dio esa aprobación tan floja, porque hay algunas dudas, yo quiero hacer algunas alertas, en el tema de incentivos les beneficia a los grandes grupos económicos, a los sectores más pudientes de la población, en términos económicos eso significa alrededor de 2.000 millones de dólares que se podría eliminar de multas, recargos, intereses.

El 80% de ese monto corresponde a los 50 grupos económicos más grandes del país.

¿Esto representa que en definitiva se está tratando de favorecer a los grupos económicos?

Sin lugar a duda. Mientras al ciudadano de a pie le perdonan la multa, el recargo y el interés de la planilla de luz, agua, teléfono, o la multa de tránsito, a los grandes grupos económicos les perdonan millones de dólares.

¿Estos 2.000 millones de dónde vienen, por qué, retrasos, incumplimientos, mucho se dijo que en el Gobierno anterior se aplicaban multas innecesarias y por eso había que perdonarlas?

No. Lo que se pretende con una remisión es tener liquidez para el Estado y a eso apuntaba el proyecto de ley y a eso apuntaron las otras remisiones que se dieron, pero lamentablemente aquí hay un direccionamiento claro hacia esos sectores económicos, corresponden a multas, recargos e intereses de lo que no han pagado esos grupos, tenían que pagar el Impuesto a la Renta, no lo hicieron o lo hicieron por un valor menor, se van a un proceso judicial y se generan multas, recargos e intereses.

En el tema aduanero es grave, hay gente que declara una corbata en 10 centavos, la aduana detecta que hay inconsistencias y van a un proceso legal, eso también se exonera, a los evasores de impuestos.

Quizás es la más amplia remisión que se ha dado en el país porque se da en planillas de servicios, incluso abren las puertas para que Gobiernos locales lo hagan en los predios urbanos y otros valores; en el tema de becas a quienes no han logrado pagar, que puede ser positivo; a los deudores del exBanco Nacional de Fomento, de la Superintendencia de Compañías, Seguro Social, IVA, ICE.

Hay criterios como de los sectores productivos que dicen que llegó un Gobierno que está beneficiando al país.

En la remisión hay un claro direccionamiento que beneficia a los grandes grupos económicos, pero ya en el tema de los incentivos, si es que el objetivo era lograr que vengan capitales extranjeros, que haya inversión y reinversión de utilidades, encuentro contradicciones.

Se planean remisiones del Impuesto a la Renta para 8 años en Quito y Guayaquil, 12 años para el resto del país, 20 años en la zona de frontera no pagarán aquellas personas que reinviertan o traigan capitales, pero se deja abierta la posibilidad de que se beneficien de este incentivo a empresas domiciliadas en paraísos fiscales, es decir si un empresario tiene una empresa en Panamá donde se paga menos impuestos no va a traer esos capitales, entonces son acciones torpes dentro de la ley, por decir lo menos, ¿cómo voy a beneficiarles a quienes están en una empresa off shore?

¿Intereses de grupos económicos tras esta ley?

Pero claro, y por todo lado. Cada uno sacó su tajada. Para el ministro de Turismo todos los negocios a los grandes resorts que se acogen a un régimen impositivo especial, no al pequeño que está construyendo la hostería.

Juan Cristóbal Lloret en diálogo con el periodista Rubén Morocho.

¿En dónde se perdió el Gobierno, en dónde se perdió el plan denominado de la revolución ciudadana para pasar al de el gobierno de todos?

Cuando se intentó contentar a todos los sectores. Cuando Lenin Moreno gana las elecciones con un margen muy ajustado del 52% le recomiendan que hay que diferenciarse del régimen de Rafael Correa para tratar de lograr alguna adhesión del centro o de la derecha y empieza a hacer acuerdos con diferentes sectores, tanto es así que con la banca se cristaliza un acuerdo el año anterior para la entrega del dinero electrónico; luego fueron por los grandes medios de comunicación donde hay un blindaje mediático.

Pero ustedes tampoco están haciendo uso de la Ley de Comunicación para pedir espacios, porque ellos están en la obligación de dar los espacios.

Aquí está mi comunicadora Pamela, hemos pedido espacios en los medios nacionales, no nos han dado, por eso felicito la oportunidad que ustedes nos dan de podernos dirigir a través de este portal, pero aquí hay temas mucho más graves en la ley, por ejemplo en el impuesto de salida de divisas hay una contradicción, se da un incentivo a aquellas personas que dejen la mitad de sus utilidades en Ecuador, la otra mitad pueden sacar sin pagar el impuesto a la salida de divisas y el impuesto a la renta, pero si dejan ese 50% en Ecuador tienen que pagar el impuesto a la renta, ¿qué empresario va a dejar su capital en Ecuador si le va a tocar pagar el impuesto?, nadie. Entonces son lógicas torpes dentro de la ley.

Pero lo más grave está en las reglas macrofiscales, me refiero a dos, primero que el Ecuador no puede comprar bonos con los excedentes o con el ahorro del BIES y del Banco Central. Actualmente están colocados 15.000 millones de dólares de deuda interna que genera un rendimiento del 6.5% para ampliar los beneficios a los afiliados al IESS, en el momento que prohíben que se renueven esos bonos, el Estado va a tener que pedir un crédito en el extranjero para pagar al BIES y al Banco Central pero, quien va a prestar esos 15.000 millones y a qué tasa, seguramente el Fondo Monetario Internacional y bajo qué condiciones.

¿A eso obedecería la presencia en el país del FMI?

Seguramente, porque obligatoriamente por esta ley tienen que colocar 15.000 millones fuera para pagarle al Banco Central y al BIESS.

¿En conclusión, frente al tema que estamos tratando, qué le espera al país, más crisis, porque a la fecha el común de los ciudadanos dice metemos la mano al bolsillo y sentimos la crisis, se viene una crisis más profunda en el orden económico?

Si es que no logran controlar los temas macroeconómicos, sin lugar a duda, en el mediano plazo, en el corto plazo no lo vamos a sentir pero sí en dos, tres años vamos a sentir una grave recesión porque la economía ecuatoriana es dolarizada y la única forma en que ingresen dólares es vía exportaciones de petróleo, remesas de los migrantes o crédito, pero lamentablemente han abierto la puerta para que muchos dólares salgan del Ecuador.

¿En riesgo la dolarización?

En riesgo, porque solo con esa deuda interna son 15.000 millones de dólares que salen afuera, pero no solo eso, cada vez que paga intereses tiene  que sacar dólares de la economía. El BIESS va a tener que invertir esos 15.000 millones que le paga el Estado en algo, va a tener que comprar bonos del tesoro estadounidense que son los más seguros pero el rendimiento es menos del 1% y me pregunto ¿con ese rendimiento van a poder atender en la misma medida las prestaciones de la seguridad social?, posiblemente no, inclusive están comprometiendo o poniendo en riesgo ese ámbito.

¿Usted ha dicho que posiblemente no, significa que hay dudas sobre el tema, o hay certezas?

Eso está establecido en la ley, está totalmente claro, la única duda es que el presidente vete la ley y ahí de una u otra forma se corregirían los errores, si es que eso se da yo le veo muy difícil porque hay una presión enorme de los grupos de poder.

Pero aquí hay otro tema que también es grave. Dentro de las reglas macrofiscales se establece 2.000 millones de dólares de déficit del presupuesto de este año, pero hay una regla macrofiscal que dice que tienen que haber superávit primario, es decir el presupuesto general del Estado debe tener déficit cero, eso significa que en el presupuesto de este año se va a eliminar 2.000 millones de dólares del déficit, de dónde van a recortar esa cifra, pueden hacerlo en sueldos y salarios, despidos masivos, 70.000 empleos que están en riesgo, pueden recortarlos en bienes y servicios, compra de materias primas, insumos para los hospitales, escuelas, o pueden hacerlo en obra pública.

¿Eso representa menos atención en los hospitales, en la educación, menos obra para la ciudadanía y consecuentemente menos recursos para los Gobiernos Autónomos Descentralizados?

Bueno, ahí no se comprometen las asignaciones de los gobiernos locales.

Aunque en los últimos tiempos sí ha habido recortes de asignaciones a los GADs.

Sí, porque las asignaciones a los gobiernos locales parten de los ingresos fijos y los ingresos variables, en los ingresos fijos están por lo general impuestos y en los variables el ingreso petrolero, en el 2015 bajo el barril del petróleo a 20 dólares y en 2016 comenzó apenas a recuperarse por tanto se recortó el ingreso variable.

Eso no ingresa en el esquema de esta ley pero sí me preocupa el recorte de 2.000 millones de dólares, es una camisa de fuerza, y la cereza del pastel de esta ley es el retorno del back to back, es decir si yo tengo una empresa en Ecuador, le pongo el ejemplo de Repsol, Repsol está en un paraíso fiscal, está en Panamá, ellos son los dueños, qué es lo que sucede muchas veces, hay los créditos vinculados, Repsol de Ecuador le pide cien millones de dólares a Repsol de Panamá, le da ese crédito al 20%, qué significa, primero que sacaron plata al extranjero y ese 20% de interés significa menos pago de utilidad.

Emitieron en el SRI un acuerdo ministerial que desconoce el back to back pero con esta ley nuevamente les habilitan, entonces es contradictorio porque el 5 de junio el director del SRI dice nosotros desconocemos el back to back y ahora a finales de mes la ley modifica ese acuerdo ministerial, ese es el golazo del mundial de los empresarios porque les permite reducir su pago de impuestos en Ecuador, yo pido a mi empresa que estás en Islas Caimán que me presten dinero a una tasa más cara, les pago ese capital y pago menos impuesto a la renta.

Asambleísta, para cerrar esta entrevista, gracias por su tiempo, ¿en dónde se perdieron los criterios, la ubicación que tenían asambleístas que llegaron bajo la bandera verde, el número 35, a la Asamblea Nacional?

Esa es una buena interrogante que deberán responderla ellos. Yo creo que muchos de ellos se dejaron o seducir por el poder, o someter, que es más grave, seguramente habrá que preguntarles a aquellos que están impulsando esta ley, que decían profesar un modelo de izquierda, progresista, ¿qué pasó? Yo no tengo las respuestas, lamento  mucho por un asambleísta azuayo, Esteban Albornoz, que lidera esta ley y ni siquiera ha pensado en la provincia. Cuando se plantea la exoneración de impuestos de 8 años a Quito y Guayaquil y 12 años al resto del país, le está perjudicando al Azuay, porque debía haber sido por lo menos el doble, es decir como estaba al inicio de la ley, 10 años para el resto del país y 5 años para Quito y Guayaquil, porque si no estamos propiciando que los dos polos de desarrollo se sigan incentivando y no Cuenca, Ambato, Loja, Portoviejo, entonces es contradictorio.

 

 

 

Sé el primero en comentar en «Asambleísta azuayo pone alertas sobre la Ley de Fomento Productivo»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*