Amor y gastronomía: una combinación perfecta para San Valentín.

Muchos chefs comparten que el acto mismo de cocinar está muy relacionado al amor.

Un popular adagio dice que el ‘amor entra por el estómago’. En la actualidad, este dicho se ha hecho casi incuestionable ya que la gastronomía es parte fundamental del romanticismo y el enamoramiento. Es por ello que en San Valentín, el 14 de febrero, una cena con la pareja es una excelente opción para expresar los más profundos sentimientos de amor y amistad.

“La comida forma parte de la experiencia humana, es difícil pensar en celebraciones que no giren alrededor de alimentos y ese ambiente que se genera al sentarse a compartir en una mesa”, comenta Hugo Herrera, Chef Docente de Gastronomía de la Universidad UTE.

Muchos chefs comparten que el acto mismo de cocinar está muy relacionado al amor. La intimidad y sentimientos generados al preparar un alimento para otra persona van de la mano con aquellos necesarios para cultivar y cuidar una relación amorosa.

“Compartir una mesa, ir a cenar, es mucho más que sentarse a comer. Para la pareja implica que hubo planificación, preocupación, y un tiempo para pensar en los gustos y deseos de la otra persona”, agrega David Guambi, Chef Docente .

Por esta razón, restaurantes y chefs privados son agendados con semanas de anticipación para celebrar el Día del Amor y la Amistad. Esto permite, como explica Guambi, que se propongan menús especiales y propuestas únicas que aporten a una experiencia inolvidable.

Pero también una oportunidad para que aquellos enamorados más temerarios opten por quedarse en casa y preparar una cena íntima para su pareja. “Crear una experiencia con detalles y acorde a los gustos especialmente dirigidos para esa persona especial es clave”, agrega Herrera.

Es por ello que los dos Chefs de la UTE han decidido recomendar un menú simple, rápido y costo-efectivo para que en esta fecha todos puedan sorprender a su ”media naranja’.

Guambien recomienda iniciar con mariscos, ingrediente que no puede faltar en una cena romántica. Para ello proponen una entrada de Ceviche Jipijapa de pescado.

•                    Filete de picudo  (300 gr)

•                    Limón sutil (10 unidades)

•                    Cebolla paiteña  (1 unidad)

•                    Pepinillo (1 unidad)

•                    Pasta de maní  (50 gr)

•                    Cilantro (20 gr)

•                    Aguacate (1 unidad)

•                    Maní tostado (70 gr)

•                    Sal

•                    Pimienta

•                    Chifles

Preparación: Cortar el filete de picudo en cubos y marinar desde el día anterior en zumo de limón  hasta cubrirlo, cebolla paiteña, sal y pimienta. Luego de 24 horas de marinado armar el cebiche con cebolla encurtida, pepinillos picado en cubos pequeños, maní tostado troceado, agregar sal y  pimienta al gusto. Acompañar con aguacate y chifles.

 

Para el plato fuerte, Herrera explica que no se debe sobrecargar la cena por lo que una pasta es la opción perfecta. Los chefs recomiendan un Fetuccini con salsa pomodoro.

•                    Pasta Fetuccini (600 gr)

•                    Aceite de oliva (10 ml)

Para la salsa

•                    Albahaca  (1 atado)

•                    Pasta de tomate (100 gr)

•                    Cebolla perla (70 gr)

•                    Orégano (5 gr)

•                    Carne de res molida (200 gr)

•                    Tomate riñón (4 unidades)

•                    Vino tinto (100 ml)

•                    Mantequilla (70 gr)

•                    Sal

•                    Pimienta

•                    Queso parmesano

Guarnición:

•                    Pan baguette (1 unidad)

•                    Ajo (1 unidad)

•                    Mantequilla (30 gr)

•                    Perejil crespo (10 gr)

Preparación: Cocer la pasta en abundante agua con sal y un chorrito de aceite de oliva hasta que esté al dente.

Salsa: En una olla pequeña realizar un sofrito con la mantequilla,  ajo picado, cebolla perla y los tomates sin piel y sin semillas cortados en cubos. Adicionar el vino y  la carne molida, dejar que esta se cocine incorporar la pasta de tomate con la albahaca y  el orégano dejar que se reduzca rectificar con sal y pimenta. En un sartén colocar la salsa y volcar la pasta para que se junten de esta manera servir de preferencia acompañar con queso parmesano rallado  al gusto.

Guarnición: Cortar el ajo y el perejil para mezclar con la mantequilla fundida, a continuación cortamos el pan en rodajas y untamos con la mantequilla saborizada colocamos en una lata y llevamos al horno con una temperatura de 160 Cº por siete minutos.

“En toda esta cena nuestra recomendación es que no puede faltar un buen vino, en este caso un merlot o alguno sabores más frutales para guiar el menú de toda la noche”, comenta Guambi.

Para finalizar, el postre es un Mousse de maracuyá sobre galleta de chocolate y salsa de frutos rojos.

•                    Pulpa de maracuyá (500 ml)

•                    Claras (125 ml)

•                    Azúcar (250 gr)

•                    Gelatina sin sabor (10 gr)

•                    Crema de leche (400 ml)

Galleta de chocolate:

•                    Harina (500 gr)

•                    Mantequilla (200 gr)

•                    Azúcar (100 gr)

•                    Cocoa amarga (50 gr)

•                    Huevos (2 unidades)

Salsa de Frutos Rojos

•                    Vino tinto (250 ml)

•                    Azúcar (200 gr)

•                    Maicena (30 gr)

•                    Frutilla (50 gr)

•                    Mora (50 gr)

•                    Frambuesas (50 gr)

Preparación del Mousse de maracuyá: Batir claras de huevo y azúcar a baño María hasta conseguir textura de merengue (Suizo). Hidratar la gelatina sin sabor en agua fría (cinco veces la cantidad de agua con respecto a la gelatina), mezclar con la pulpa de maracuyá. Batir la crema de leche hasta punto yogurt. Mezclar envolvente el merengue, la pulpa de maracuyá y la crema batida. Colocar la mezcla en moldes y refrigerar.

Galleta de chocolate: Batir la mantequilla con el azúcar (cremar), agregar los huevos e ir integrando harina y cocoa amarga, porcionar de acuerdo al tamaño deseado. Colocar en una lata y hornear a 160º hasta conseguir su crocancia. Salsa de frutos rojos: Colocar todos los ingredientes en un recipiente y dejarlo reducir hasta conseguir un almíbar liviano.

Sé el primero en comentar en «Amor y gastronomía: una combinación perfecta para San Valentín.»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*