América Latina busca asegurarse la vacuna contra la viruela del mono

Gráfica ilustrativa tomada de Internet.

Varios países de América Latina ya hacen gestiones para abastecerse de la vacuna contra la viruela del mono: Brasil y Uruguay confirmaron la compra de dosis, mientras que El Salvador, Perú y Chile iniciaron gestiones con la OPS. Por el momento, solo un fabricante en el mundo produce el antídoto.

La viruela del mono ya superó los 18.000 contagios en 89 países y avanza en América Latina, que apura medidas para evitar una mayor transmisibilidad. Brasil, por ejemplo, declaró una ‘alerta máxima’ el 9 de agosto luego de alcanzar 2.293 contagios confirmados y 2.363 sospechosos, publicó la agencia Sputnik este jueves 11 de agosto.

Los aprendizajes que dejó la pandemia por Covid-19 parecen predisponer incluso a países que no han reportado casos a adoptar medidas, como comenzar a adquirir vacunas contra la enfermedad. Entre esos países está El Salvador.

El ministro de Salud salvadoreño, Francisco Alabí, ha comentado a medios locales que El Salvador cuenta con un protocolo para la detección temprana, identificación de contactos y el tratamiento especializado. Además, 200 equipos de personal técnico se encuentran capacitados para afrontar posibles contagios.

Pero, en forma paralela, la cartera ya se encuentra gestionando la compra de vacunas contra la viruela símica, no solo para los salvadoreños, sino para toda la región de las Américas, luego de que el país presidiera la Sesión Especial del Consejo Directivo de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) el 5 de agosto.

Tanto Brasil como Uruguay ya anunciaron la compra de vacunas. El Ministerio de Salud brasileño logró, a través de la intermediación de la OPS, adquirir unas 50.000 vacunas de la empresa danesa Bavarian Nordic que arribarán al país en septiembre y octubre. Las autoridades uruguayas, en tanto, confirmaron entre 6.000 y 7.000 dosis que llegarán a fines de octubre o principios de noviembre.

En Perú las autoridades de Salud comunicaron que se «trabaja por una oportuna y equitativa compra de vacunas contra la viruela símica» mediante la intermediación de la organización internacional.

La cartera apunta a que la distribución de vacunas se realice mediante un Fondo Rotatorio, mecanismo que proporcione un acceso igualitario y solidario de las vacunas contra este tipo de viruela en toda la región.

El Ministerio de Salud chileno por su parte, confirmó que está realizando gestiones para la compra de las vacunas. La ministra de la cartera, María Begoña Yarza, sostuvo que se están realizando «todas las gestiones a nivel multilateral en conjunto con la OPS y la OMS para la adquisición de vacunas».

Concretada la compra, las autoridades implementarán un plan específico de vacunación para la viruela del mono que será producto del trabajo conjunto con el Comité Asesor en Vacunas e Inmunizaciones (Cavei).

¿Cómo será la inoculación contra la viruela del mono?

De acuerdo a la OMS, a diferencia del Covid-19, la inoculación masiva por la enfermedad zoonótica de la viruela del mono no sería necesaria. Sin embargo, sí se recomienda para quienes hayan tenido exposición al virus.

Las autoridades de la organización internacional han indicado con énfasis la importancia de adoptar medidas preventivas ante la transmisión del virus, que se contagia por contactos estrechos, principalmente por transmisión sexual.

Actualmente el continente americano alcanzó los 10.000 casos diagnosticados de viruela del mono, presentes en 24 países desde el inicio del brote a mediados de mayo de 2022. El aumento de contagios es algo que preocupa a las autoridades.

En este contexto, tan solo un fabricante elabora la dosis contra la enfermedad lo que supone una gran dificultad para el acceso, por lo que la OMS apuesta a que los países reconozcan el Fondo Rotatorio como el mecanismo más equitativo para el abastecimiento de las dosis.

Los países deberán priorizar la vacunación en grupos estratégicos para maximizar su impacto.

Sé el primero en comentar en «América Latina busca asegurarse la vacuna contra la viruela del mono»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*