Al menos 7 muertos por la violencia desatada en Bogotá, luego de la muerte de un abogado a manos de la Policía

Un pelotón policial atrincherado ante la reacción popular, en Bogotá. (Captira de pantalla).

El ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, ha ofrecido una recompensa de 50 millones de pesos (13.500 dólares) por datos sobre los responsables de la muerte de cinco personas.

Al menos 7 personas fallecieron el pasado miércoles durante las violentas protestas que se desencadenaron en Bogotá por la muerte del abogado colombiano Javier Ordóñez, quien perdió la vida tras ser violentamente sometido por dos agentes policiales, quienes le aplicaron varias descargas eléctricas con una pistola táser en el barrio Villa Luz, en la localidad de Engativá (occidente de Bogotá), publicó la cadena RT este jueves 10 de septiembre.

Si bien el ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, maneja una cifra de 5 fallecidos, los medios locales reportan que son 7 las víctimas fatales tras los hechos de violencia de la víspera.

Según semana, cinco muertes ocurrieron en Bogotá y dos en Soacha (municipio de Cundinamarca). Además, hay 148 personas heridas, de las cuales 93 son policías.

Más temprano, en una rueda de prensa, Holmes ofreció “una recompensa de hasta 50 millones de pesos (unos 13.444 dólares) por información que conduzca a la captura de los autores del homicidio de 5 personas durante esta jornada violenta en Bogotá y en el municipio de Soacha, así como los responsables de hechos de vandalismo”.

La muerte de Ordóñez este miércoles llevó a cientos de personas a llenar las calles de Bogotá, Cali y Medellín. Graves disturbios arrasaron parte de la capital colombiana, sobre todo en las localidades de Bosa, Suba, Kennedy y Engativá. Según los reportes policiales, los manifestantes atacaron 27 Comandos de Acción Inmediata (CAI) e incendiaron a otros 12.

Durante los disturbios, según un reporte reciente de la Policía Nacional, 93 uniformados resultaron heridos en Bogotá, Soacha y Madrid, todos pertenecientes al departamento de Cundinamarca. Además, 70 personas fueron capturadas “por daño en bien público y violencia contra servidor público” y 37 buses articulados del Transmilenio fueron “vandalizados y ocho incinerados”, mientras que 49 unidades del Sistema de Transporte Urbano de Bogotá fueron atacadas.

Frente los hechos, el ministro de Defensa anunció que las fuerzas policiales de Bogotá se reforzarán con 750 uniformados y otros 850 más llegarán de otras regiones del país.

“300 soldados de la Brigada 13 del Ejército apoyarán la labor de la Policía Nacional en la capital del país”, declaró el alto funcionario, agregando que por instrucción del Presidente de la República, los uniformados que aparecen comprometidos en los hechos serán suspendidos.

Además, Holmes Trujillo hizo un llamado “para que deje de estigmatizarse a la institución policial”, al considerar que se ha tratado “injuriosamente de señalar a todos sus miembros de conductas cometidas por algunos de ellos”.

Por su parte, la alcaldesa Claudia López escribió que la noche del miércoles estuvo en la sede de la Policía Metropolitana de Bogotá, y que desde allí no se dio la orden de usar armas de fuego para contener las protestas. “Pero tenemos evidencias de varios lugares donde sí”.

Mientras, Alfredo Molano Jimeno, historiador y columnista del periódico colombiano El Espectador, afirmó que los violentos disturbios en Colombia son producto de la “furia popular” que ha ido acumulándose durante muchos años por la “impunidad” con la que actúan las fuerzas del orden.

La detención de Javier Ordóñez

El martes en la noche, el abogado fue detenido por la Policía por presuntamente incumplir con las restricciones de la cuarentena. En un video difundido por uno de los testigos, se observa cómo  dos oficiales inmovilizan a Ordóñez en el suelo y le aplican repetidas descargas eléctricas , pese a que el hombre suplica que se detiene.

Juan David Uribe, amigo de Ordóñez, les dice a los uniformados: “(Él)  les está diciendo que por favor. Los estamos grabando “. Sin embargo, los policías continúan aplicando descargas eléctricas.

Ordóñez y otro amigo fueron detenidos y trasladados al Comando de Acción Inmediata (CAI). Según narró el amigo que vio al abogado en la comisaría, los oficiales lo han hecho ” molido a golpes “.

Tras la violenta detención, Ordóñez fue llevado a una clínica médica, pero poco tiempo después le informaron a su familia que había fallecido.

Sé el primero en comentar en «Al menos 7 muertos por la violencia desatada en Bogotá, luego de la muerte de un abogado a manos de la Policía»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*