80 sistemas de riego del Azuay reciben asistencia, reconstrucción y adecuación.

Se van a realizar estudios para la identificación de embalses o reservorios de agua para distribuir en el verano o cuando sea necesario el riego para los cultivos.

La Dirección de Riego de la Prefectura del Azuay trabaja en alrededor de 80 sistemas de riego para las zonas rurales, mismos que irrigan los terrenos de los campesinos que se dedican a la agricultura y ganadería.

Ramiro Padilla, Director de Riego de la Prefectura del Azuay, aseguró que se trabaja en distintos lugares de la provincia con el mejoramiento de los sistemas de riego, así como el asesoramiento para que las parcelas sean regadas eficientemente, a través del riego tecnificado. “Lo que se planea es trabajar con un mecanismo eficiente para que los sistemas de riego donde no contaban con agua para atender el sector agrícola, ahora lo tengan”, acota el funcionario.

La Prefectura, liderada por la Socióloga Cecilia Méndez Mora, implementó la mancomunidad en su administración, que mantenga objetivos comunes para resolver necesidades de la población rural. Es por eso que se trabaja en conjunto con las juntas de riego, con los GAD Parroquiales y Municipales para solucionar sus necesidades, en este caso, específicamente de la agricultura en cuanto al riego.

“Se van a realizar estudios para la identificación de embalses o reservorios de agua para distribuir en el verano o cuando sea necesario el riego para los cultivos, teniendo en cuenta que la provincia del Azuay basa su economía en la agricultura” acota Ramiro Padilla.

La Prefectura del Azuay dota de tecnología, infraestructura y asesoramiento, mientras y la contraparte se establece a través de convenios de concurrencia con las organizaciones o instituciones. Todo esto se realiza para todos los sectores de la provincia y solo con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los habitantes, permitiendo garantizar la soberanía alimentaria.

Sé el primero en comentar en «80 sistemas de riego del Azuay reciben asistencia, reconstrucción y adecuación.»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*