Carta del arzobispo de Cuenca frente al Proyecto de Ley de interrupción voluntaria del embarazo en casos de violación

Marcos Pérez Caicedo (D), arzobispo de Cuenca.

Cuenca, 07 de diciembre de 2021

Queridos hermanos y hermanas de la Arquidiócesis de Cuenca.

Entre los desafíos pastorales escogidos en la reciente Asamblea Eclesial de Latinoamérica y el Caribe, se destaca “promover y defender la dignidad de la vida y de la persona humana desde su concepción hasta la muerte natural”.

Es de conocimiento público que, la Comisión de Justicia de la Asamblea Nacional emitió su Informe de Mayoría para la aprobación del Proyecto de Ley de interrupción voluntaria del embarazo en casos de violación (aborto por violación), propuesto por la Defensoría del Pueblo por petición de la Corte Constitucional dispuesta en la sentencia No. 34-19 IN y acumulados, el 28 de abril del año en curso.

“En los próximos días, el pleno de la Asamblea Nacional conocerá en primer debate el proyecto de ley preparado por esta Comisión… Es nuestro deber como Pastores de la Iglesia defender la vida desde la concepción, y aunque nuestra voz sea incómoda para muchos y rechazada por algunos, es una voz que nuestra patria necesita, ya que no se puede construir una sociedad nueva sobre los asesinatos “legales” de los más indefensos, como son los niños en el vientre de sus madres” (Comunicado de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana, 06.12.2021).

Ante esta preocupante y dolorosa situación, como Iglesia, no podemos permanecer indiferentes, debemos intensificar la oración en nuestras parroquias y comunidades y ofrecer la Eucaristía pidiendo a Jesucristo resucitado por la vida de los inocentes. Por tal motivo los invito, de manera especial, a unirnos en la celebración de la Eucaristía, este  miércoles 8 de diciembre a las 19h00, en la Iglesia Catedral, fiesta de la Inmaculada Concepción, y a ofrecer también por esta intención el rezo del Rosario y la adoración a Jesús sacramentado en todas las iglesias de nuestra Arquidiócesis.

Con éstas y otras iniciativas impulsadas por los laicos, esperamos que toda la sociedad ecuatoriana tome conciencia del terrible crimen del aborto que, según palabras del Papa Francisco, “es más que un problema… es un homicidio y quien realiza un aborto, mata».

Que el Señor bendiga a nuestro pueblo y María Inmaculada nos proteja del egoísmo que nos lleva a descartar la vida de los más débiles.

Atentamente

Marcos Pérez Caicedo

Arzobispo de Cuenca

Sé el primero en comentar en «Carta del arzobispo de Cuenca frente al Proyecto de Ley de interrupción voluntaria del embarazo en casos de violación»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*