Estados Unidos y Corea del Norte dan un paso fundamental hacia la paz

Kim Jong-un y Donal Trum se felicitan por los resultados de la Cumbre en Singapur.

Kim Jong-un y Donal Trum se felicitan por los resultados de la Cumbre en Singapur. (Foto Internet)

Los presidentes de EE.UU., Donald Trump; y de Corea del Norte, Kim Jong-un, celebraron el acuerdo de la histórica cumbre efectuada este martes 12 de junio en el hotel Capella de la isla Sentosa, en Singapur, que por el momento le aleja al mundo de una posible catástrofe nuclear.

Entre los objetivos fijados por ambos líderes figuran la desnuclearización completa de la península de Corea, la construcción en la misma de un régimen de paz duradero y estable, así como el establecimiento de nuevas relaciones en conformidad con el deseo de paz y prosperidad de los pueblos de ambos países. Asimismo, EE.UU. y Corea del Norte se comprometieron a recuperar los restos de los prisioneros y los desaparecidos en la guerra, incluida la repatriación inmediata de los ya identificados.

De acuerdo a la información procesada por el portal Actualidad RT, la reunión empezó con un apretón de manos entre ambos mandatarios y  concluyó con la firma de un acuerdo “muy importante”.

En una breve aparición ante la prensa, antes del inicio de la reunión, Kim Jong-un destacó que Corea del Norte y EE.UU. han tenido que superar muchos obstáculos para poder celebrar esta cumbre.

Por su parte, el mandatario norteamericano dijo que se siente “genial” y que no le cabe ninguna duda de que la discusión será buena y de que mantendrá una “relación excelente” con el líder norcoreano.

Tras una reunión privada, Trump y Kim celebraron un encuentro con sus respectivas delegaciones. “Muy bien. Muy, muy bien. Excelente relación. Gracias”, expresó el presidente de EE.UU. después de hablar en privado con su homólogo norcoreano. El mandatario estadounidense pronosticó que él y Kim “resolverán un gran problema, un gran dilema”.

Por su parte, el líder norcoreano se mostró dispuesto a trabajar en estrecha cooperación con el presidente de EE.UU., si bien apuntó que supondrá un desafío.

Asimismo, en un momento se le escuchó a Kim decir a Trump a través de un intérprete que “mucha gente en el mundo pensará que esto es una escena fantástica sacada de una película de ciencia ficción”.

Al término de la cumbre, ambos líderes firmaron un acuerdo conjunto en el que  se comprometen a trabajar para lograr la desnuclearización completa de la península de Corea.

El líder norcoreano aseguró que decidieron “olvidarse del pasado” y que “el mundo verá un cambio importante”.

Por su parte, Donald Trump celebró en una serie de tuits su “reunión sin precedentes” con Kim Jong-un, a quién agradeció por el “día histórico” y por “dar el primer paso hacia un nuevo y brillante futuro”.

Trump aseguró que gracias al encuentro de este martes “el mundo ha dado un gran paso atrás”, alejándose de “una potencial catástrofe nuclear” .

“¡No más lanzamientos de misiles, pruebas o investigación nuclear! Los rehenes están de vuelta en casa con sus familias. ¡Gracias al presidente Kim, nuestro día juntos fue histórico!”, escribió Trump.

Agregó que Kim Jong-un ha dado “un primer paso audaz hacia un nuevo y brillante futuro para su pueblo”. “No existe límite” en lo que Corea del Norte puede llegar a lograr “cuando renuncie a sus armas nucleares y acepte el comercio y el compromiso con el mundo”.

Kim “tiene ante sí la oportunidad de ser recordado como el líder que marcó el comienzo de una gloriosa nueva era de seguridad y de prosperidad para sus ciudadanos”, aseguró el presidente de EE.UU.

Renunciar a las acciones militares hostiles 

Según Kim Jong-un,  Corea del Norte y EE.UU. acordaron renunciar a acciones militares hostiles.

El mandatario subrayó que para mejorar las relaciones y mantener la paz y la seguridad en la región y en el mundo, se requiere con urgencia el cese de las acciones militares hostiles entre EE.UU. y su país, señaló RT en referencia a la Agencia Telegráfica Central de Corea (KCNA, por sus siglas en inglés).

Según el medio, ambos mandatarios coinciden en señalar que se requieren acciones “simultáneas” y “paso a paso” para lograr la paz y la desnuclearización.

En este sentido, el presidente de EE.UU., Donald Trump, se comprometió en rueda de prensa a detener los “juegos de guerra”, en aparente referencia a los ejercicios militares conjuntos con Corea del Sur que Corea del Norte siempre ha tildado de provocaciones.

“Vamos a detener los juegos de guerra, lo que nos ahorrará una enorme cantidad de dinero”, anunció Trump ante la prensa.

Además anunció que contempla retirar las sanciones a Corea del Norte en el actual contexto de mejora de las relaciones entre ambos países, según el informe de la Agencia Telegráfica Central de Corea KCNA.

 

Sé el primero en comentar en «Estados Unidos y Corea del Norte dan un paso fundamental hacia la paz»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*