Agricultores azuayos implementan huertos circulares

Productores de Saramaloma en una de sus sesiones de capacitación.

Con el apoyo del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), 15 productores de la comunidad de aprendizaje Saramaloma, del cantón Santa Isabel, cultivan en un huerto circular como una opción de una producción amigable con el medio ambiente.

La experiencia se enmarca en el programa de capacitación Comunidades de Aprendizaje que impulsa el rescate de conocimientos ancestrales y la innovación tecnológica para mejorar los procesos de producción de la agricultura familiar campesina.

El huerto circular es un tipo de producción integral que se establece en forma concéntrica, especialmente en las zonas de sabana, disponiendo los sembríos en camellones divididos por canales de riego  con lo cual se mejora sustancialmente la fertilización y por ende la productividad, en un marco de respeto al medio ambiente.

Tras haber concluido dos módulos de capacitación con los temas diseño del predio y agroforestería, los productores de Saramaloma son la primera comunidad de aprendizaje en implementar un huerto circular que será replicado en las 15 fincas de sus miembros.

John Atiencia, director Distrital del MAG Azuay, explicó que los módulos de capacitación han llevado a los agricultores a buscar formas de producción que apunten a la conservación de suelos y agroforestería con la reproducción de especies forestales y frutales en el mismo huerto.

“Además de la diversidad de cultivos y plantas medicinales, especies como el cedro, nogal, capulí y cascarilla se reproducen en el mismo huerto circular”, agregó.

Atiencia explicó que el huerto circular ayuda en la conservación de suelo y protección de los micro y macro organismos; conservación y uso adecuado del agua a través de la cosecha de lluvia en zanjas de infiltración; minimización de plagas; aprovechamiento de la energía solar; y la asociación de cultivos para aporte nutricional del suelo.

“Este tipo de huerto tiene un componente productivo, ancestral y astrológico; permite potenciar los talentos de hombres y mujeres locales y el intercambio de conocimientos entre adultos y jóvenes”, mencionó.

El huerto circular de la comunidad Saramaloma cuenta con 20 variedades de hortalizas, plantas medicinales y de condimentos, así como árboles frutales y especies forestales.

“Para el establecimiento del huerto hemos trabajado desde la preparación del sustrato hasta la reproducción de plantas en la misma finca y la conservación de semillas nativas, asimismo haremos podas e injertos en frutales” explicó Eliceo Arias, presidente de la asociación de Saramaloma de la parroquia Shaglly.

Sé el primero en comentar en «Agricultores azuayos implementan huertos circulares»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*